Agua Mineral Natural, un agua única

El Agua Mineral Natural es un agua que nace en la propia Naturaleza. Surge como resultado de un proceso natural, que comienza cuando el agua de lluvia o nieve se filtra lentamente en las rocas de una montaña. Desde este momento, se inicia un largo viaje subterráneo, en el que el agua adquiere de forma natural los minerales que caracterizarán su composición, hasta su llegada a un acuífero situado en la profundidad de la tierra. Por tanto, la temperatura, el tiempo de permanencia y la profundidad del acuífero, completarán la personalidad inimitable de cada agua mineral natural

¿Cuáles son sus características más destacadas?

– Calidad / Seguridad Alimentaria.
Las aguas minerales son uno de los productos más reglamentados, junto con los alimentos infantiles, en materia de calidad y seguridad alimentaria. En su proceso de envasado se siguen unos estrictos protocolos, con el fin de mantener inalterable sus características naturales. Para lograrlo, estas empresas envasan el agua directamente en su entorno natural, a pie de manantial, en condiciones de extrema asepsia, para evitar así que su pureza original y composición constante puedan verse alteradas.

– Pureza original.
Al ser de origen subterráneo y estar protegidas de toda contaminación, ni necesitan ni pueden recibir ningún tipo de tratamiento químico para su consumo. Asimismo, en su proceso de envasado se siguen unos estrictos protocolos y controles, con el fin de proteger su pureza original y garantizar el mantenimiento de sus propiedades y características naturales.

– Singularidad.
Sabor único y composición mineral constante: En España existen más de un centenar de aguas minerales naturales, y cada una de ellas posee una composición específica en minerales y oligoelementos, que permanece constante e inalterable en el tiempo y les otorga una personalidad propia.

– Comodidad /accesibilidad.
Gracias a la calidad de sus envases, el Agua Mineral llega al consumidor tal y como se encuentra en la Naturaleza conservando toda su pureza y propiedades saludables. La diferencia de formatos en los que se presenta permite, además, que se adapte a las necesidades y circunstancias de cada persona.

La etiqueta, una clave para elegir el Agua Mineral Natural que más se adapta a tus necesidades.

El etiquetado de una botella de agua mineral constituye un soporte de gran importancia, al informar al consumidor sobre su procedencia, composición, tipología, características, propiedades naturales y beneficios. De ahí que sea tan importante para ayudarnos a escoger cuál se adecua mejor a nuestras necesidades.

La información que debe recoger el etiquetado del Agua Mineral Natural incluye los siguientes elementos:

– Denominación de venta.
Está regulada por la Norma general de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios, y por la legislación específica de las aguas envasadas. Dependiendo del tipo de agua envasada, se indica si es agua mineral natural, agua de manantial o agua potable preparada.

– Composición.
Su composición mineral específica depende de las rocas por donde se filtra de manera natural, así como el tiempo, profundidad y temperatura en la que se encuentre.

– Lugar de procedencia.
Indica el municipio y provincia en el que se ubica su punto de captación subterránea de agua o manantial.

– Fecha de consumo preferente.
No tiene caducidad. Sin embargo, se recomienda su consumo antes de una fecha concreta, que siempre aparece en la etiqueta, para asegurar que mantenga todas las cualidades organolépticas.

– Punto verde.
Es un símbolo que asegura que pertenece al Sistema Integrado de Gestión de Envases de ECOEMBALAJES. Así sabemos con certeza que la empresa envasadora participa en la gestión medioambiental de los envases y sus residuos.

– Conservación.
Para asegurar que el agua llega hasta los consumidores con su pureza original intacta es indispensable que el envase esté herméticamente cerrado. Por eso, siempre se recomienda mantenerlas en un lugar limpio, fresco y seco, lejos de olores agresivos y protegidas de la luz solar.

Por tanto, consultar el etiquetado y elegir el agua mineral que mejor se adapte a las necesidades y preferencias de cada consumidor, así como el formato que resulte más cómodo, ¡es la mejor forma de disfrutar de los beneficios de una hidratación natural de calidad en todo momento y lugar!