Piura es una ciudad de Perú casi en la frontera de Ecuador fundada como San Miguel de Piura y con una climatología que favorece la producción de cacao.

Lo que ellos no sabían hasta hace unos años es que “su cacao” era diferente al del resto del mundo, ya que las habas son blancas. Se dice que este es el mejor cacao del mundo y sólo representa un 0,25% de la producción mundial.
Es cacao criollo con el corazón blanco.

Eduardo Espinoza Tamariz nació en la comunidad de La Quemazón, en la provincia de Morropón, Piura. Creció entre el cultivo del cacao y con 48 años es el responsable de la Cooperativa Agraria Norandina, que agrupa a 3.600 productores de cacao, panela y café de las regiones de Piura, Cajamarca, Amazonas y San Martin.

Hace seis años, durante un congreso de productores recibió la visita de un experto en cacao y descubrieron que en La Quemazón se produce el cacao blanco, una riqueza ansiada por las más importantes empresas chocolateras del mundo. “Mi padre tuvo plantaciones de cacao y desde niño siempre coseché este fruto, pero nunca tuvimos la curiosidad de abrir una almendra para ver qué color era”, explica Eduardo Espinoza.

Hay 4 denominaciones de origen:

• Tondero, con aroma de caña de azúcar
• Chulucanas, con matices de nuez
• Gran blanco
• Piura blanco, con notas cítricas y frutos secos
Antiguamente al cacao blanco se le consideraba defectuoso, como una anormalidad en las vainas de cacao, y se vendía en el mercado internacional como polvo. Sin embargo, ahora los maestros chocolateros europeos se derriten… Un sabor exquisito, delicado y menos amargo.

Si quieres ver un video sobre el tema, https://www.youtube.com/watch?v=75aVGcy_XVU

http://grandesproductos.com/magazine