Conoce tres D.O de Cataluña: Conca de Barbera, Costers del Segre y Empordà

Escribe: Álvaro Hernando

               Sommelier Internacional

 

D.O. CONCA DE BARBERA

La conca de Barberà es una pequeña Denominación productora de vinos tranquilos y frescos, y actualmente tiene una extensión de unas 4.000ha. El 80% de sus vinos son blancos jóvenes.

Conca (cuenca en catalán) de Barberà se encuentra a 500 metros de altitud con un clima fresco. Su suelo es calizo. El 70% del viñedo es Macabeo y Parellada. La uva tinta principal y autóctona es la Trepat variedad que está adquiriendo mucha importancia ya que aporta tanto a los vinos como a los cavas rosados un toque ligero y afrutado.

 

D.O. COSTERS DEL SEGRE

Su nombre proviene del río Segre. Se encuentra dividida en 4 subregiones: Valls de Riu Corb, Les Garrigues, Artesa y Raimat. Es la zona que se extiende desde el rio Ebro hasta el Segre.

La subzona de Raimat es reconocida por elaborar vinos con técnicas californianas. El norte del viñedo se situa a 200 m, mientras que el sur a 400 m de altitud, siendo su suelo homogéneo y calizo recubierto de arena. Las uvas blancas mas utilizadas son: Macabeo, Xarello, Parellada, Chardonnay y Garnacha Blanca. En variedades nos encontramos con tintas como la Garnacha Tinta, Ull de Lebre (Tempranillo), Cabernet Sauvignon y Merlot.

Sus viñas se alejan de la influencia marítima y tienen una alta insolación en verano e inviernos de niebla con escasa pluviometría.

 

D.O. EMPORDA – COSTA BRAVA

Localizada en la provincia de Girona, cerca de la frontera francesa, justo al lado de las Apelaciones Banyuls y Cotes du Roussillon, la zona de producción de la D.O. Empordà, situada en el extremo nororiental de Cataluña, engloba un total de 48 municipios distribuidos en dos comarcas: 35 municipios en Alt Empordá y 20 municipios del Baix Empordà.

El rasgo climático más característico y con más impacto sobre el cultivo es el fuerte viento del norte, la Tramontana, con rachas que a menudo superan los 120 kilómetros por hora, y que tiene unos efectos muy beneficiosos para el buen estado sanitario de la viña. Por otra parte, los inviernos son suaves, con pocas heladas y los veranos son calurosos, atemperados por las brisas marinas.

La zona de producción del Alt Empordá se encuentra en el extremo nororiental de Cataluña.

Los viñedos crecen en suelos calizos, entre los 200 m hasta el nivel del mar. Su clima es mediterráneo, cálido y húmedo, refrescándose con la tramontana y los vientos del norte.

Cabe distinguir las zonas de llanura ampurdanesa, donde predominan los suelos de origen aluvial, de las zonas y faldas de montaña, donde los suelos son de pizarra y graníticos, con paisaje de gran belleza.

En lo que se refiere a las variedades tintas, domina la Samso (cariñena) que constituye la base de la viticultura ampurdanesa junto a la Lledoner (Garnacha Tinta). Estas variedades tradicionales se complementan con nuevas que se van introduciendo, como puede ser Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah.

Las variedades viníferas blancas dominantes son la Garnacha Blanca y Macabeo.

En mucho menor proporción se encuentran el Moscatel, el tradicional Xarel.lo, y de nueva implantación, el Chardonnay, el Sauvignon Blanc y el Gewurztraminer.