En un paraje extraordinario encontramos el parque natural de Ses salines de Eïvissa. Las salinas que aquí se encuentran desde 500 años a.c. son las que dan sentido a este parque. El mar, el agua, el parque natural y las salinas son los responsables de conseguir un producto singular.
Actualmente desde Sal de Ibiza se producen en unos 70 estanques un total de 50.000 toneladas de sal al año, de las cuales más de la mitad van a la exportación, principalmente al norte de Europa.
Es a partir de finales de agosto o principios de septiembre cuando se recogen de forma totalmente manual y mediante unas palas especiales, parecidas a los cazamariposas, unos cristales de sal. Es la llamada Flor de Sal, que se ha producido por la evaporación del agua durante todo el verano y se guarda en sacos más de un año. La Flor de Sal es la sal más pura y es apreciada como una sal marina de alta calidad. Estos cristales de sal se secan con el sol y con el viento, motivo por el que la Flor de Sal es más húmeda que el resto de sales.
Una vez envasada y con un color blanco ligeramente rosado, crujiente, rica en minerales y con un sabor a mar, se convierte en un ingrediente excepcional para utilizar en el momento del emplatado acompañando a productos como verduras, carnes y pescados. La Flor de Sal se funde muy bien con los alimentos siendo suficiente una cantidad inferior a la que utilizaríamos con sal común.
La diferencia entre la sal común y la sal marina es que la común es un compuesto químico formado por Na y Cl.Este compuesto se obtiene calentando la sal pura repetidas veces y lavándola después de una solución salina.Este proceso provoca la eliminación casi por completo de todos aquellos minerales y oligoelementos esenciales
La Sal de Ibiza, como todas las sales del Mediterráneo, es más ricas en iodo, lo cual le da un sabor característico. El iodo es un elemento muy importante para nuestra salud y por este motivo algunas sales se iodan de forma artificial. Otro producto de Sal de Ibiza es la sal de granito que aunque no es Flor de Sal y se utiliza como sal común es rica en minerales y oligoelementos.