La corvina es una especie tradicional del Mediterráneo que Frescamar ha recuperado -a través de la acuicultura- potenciando todas sus bondades para el deleite de consumidores, cocineros y restauradores que valoran enormemente este tesoro de nuestra gastronomía.
Se trata de un pescado blanco que ofrece múltiples preparaciones culinarias: al horno, a la sal, a la plancha, a la brasa, en adobo, en ceviche y un larguísimo etcétera.
La corvina conquista todos los paladares, incluso los más exigentes, con su delicado sabor y la textura de su carne, suave y ligera.
Con un tamaño medio superior al de otras especies similares, su carne es generosa y en cocina permite optimizar al máximo toda la pieza.
Asimismo, la cabeza y espinas son ideales para caldos.
Es la perfecta aliada para una alimentación sana y equilibrada pues ofrece un pescado de carne magra rico en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales, con presencia también de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.

Valor energético 92 kcal
Proteína 20,11 g
Grasas 1,82 g
Hidratos de carbono 0,4 g
Fibra 0,8 g
Vitamina B1 0,09 mg
Hierro 1,3 mg
Niacina 3,1 mg
Sodio 75 mg
Calcio 42 mg
Riboflavina 0,21 mg

Se trata del pescado ideal para toda la familia: con un sabor delicado y textura fina (perfecto para los más pequeños y también los más mayores), de fácil digestión, con bajo aporte calórico, antioxidante y muy saludable, pues no contiene colesterol y presenta un reducido contenido en sal.
La actual tendencia hacia hábitos de vida saludables basados, entre otros, en una alimentación ligera y equilibrada, sitúa a la corvina en el centro de todas las dietas, tanto en una dieta habitual como en aquellas orientadas a perder peso, a cuidar el sistema cardiovascular, a estar en forma, dietas infantiles e incluso terapéuticas.

Un pescado de leyenda
Existe una leyenda que narra cómo el mago Merlín entregó al Rey Arturo una piedra preciosa de aspecto marmóreo a la que atribuía la capacidad de cambiar de color si el gobernante no actuaba correctamente.
Su permanente color blanco fue a lo largo de todo el reinado testimonio de la bondad y buen hacer del monarca y se cuenta que esta piedra “mágica” forma parte en la actualidad de las joyas de la antigua Corona Británica.
La piedra preciosa era en realidad un otolito, partícula mineral compuesta por carbonato de calcio que se encuentra en la cavidad auditiva de la corvina y le permite mantener el equilibrio.
Aún hoy la leyenda sigue viva pues este pequeño hueso se sigue empleando como amuleto para obtener éxito y se le atribuyen también propiedades curativas.

Características morfológicas que definen su frescura
➢ El color de la piel debe ser brillante e intenso con una tonalidad dorada en los bordes de la boca y en el interior del opérculo que hace que en la zona de Italia se conozca a la especie como Bocca d´Oro.
➢ Las escamas, por su parte, deben presentar un aspecto tornasolado.
➢ Los ojos deben ser convexos, con la córnea transparente y con la pupila de un color negro brillante.
➢ La carne tiene que ser firme y con una superficie tersa.
➢ El olor natural del pescado es suave y recuerda al mar por lo que debe descartarse aquella pieza que desprenda un olor fuerte u olor a amoniaco.
➢ A diferencia de otros pescados, una agalla mucosa y de coloración granate muestra el estado normal de las branquias de la corvina.

Además, al tratarse de un pescado de acuicultura está libre de anisakis.
España es líder en la producción acuícola de corvina en el ámbito europeo y Frescamar concentra la gran mayoría de la cuota de mercado.
La compañía posee tres centros de cultivo, situados en mar abierto y ubicados en la Comunidad Valenciana (Burriana, Calpe y Villajoyosa), en los que se sigue un exhaustivo control durante todo el proceso y un total respeto por el medio ambiente.
Corvina REX FRESCAMAR obtuvo el “Superior Taste Award 2016” (otorgado por el International Taste & Quality Institute) con la máxima calificación: tres estrellas que reconocen al producto como “Excepcional”. Además es la única corvina de Europa con certificación “Halal Food & Quality.