Las mermeladas del queso

La creatividad en el mundo de las mermeladas es infinita. En este caso nos encontramos con cinco mermeladas pensadas para maridar con quesos con el objetivo de que no le quiten el protagonismo al queso, sino que realcen y potencien sus características organolépticas. Son la mermelada de manzana Golden caramelizada con pistachos tiernos y canela para acompañar quesos de pasta dura, la de higos negros con nueces de macadamia y pimienta de Jamaica para quesos azules, la de melocotón con bayas de Goji y cardamomo para quesos de pasta blanda, la de uva negra y almendras de Mallorca para quesos de pasta blanda y corteza lavada, y la mermelada de frambuesas con pétalos de rosa y pimienta de Sichuan para maridar con quesos frescos y tiernos. Ya se pueden degustar estas mermeladas elaboradas por la empresa Can Bech en Fontanilles (Girona).

Can Bech abrió como restaurante en 1981 y uno de sus postres de más éxito fue el requesón con higos confitados, lo que le llevó a comercializar estos higos primero en el territorio catalán y después fuera de él. Este fue el inicio de la comercialización de muchos productos de alta calidad, pues además de mermeladas, también vende frutos secos y especias.

 

www.canbech.com