Conocido por sus múltiples beneficios para nuestra salud. Una bebida preparada con agua caliente y unas pocas hojas de té. Pero, ¿Qué más conocemos del Té?

Os cuento un breve resumen de mi experiencia en la cual os sentiréis identificados y os enseñaré la formula correcta de tomar el té.

Pasamos mucho tiempo en el trabajo o estudiando, en mi caso en la oficina delante de un ordenador. Cuando sentía que los ojos me pesaban y el nivel de concentración disminuía acudía a mi taza de té. El efecto en mi cuerpo despeja mi mente, puedo mantenerme despierta y enfocada por más tiempo. Me doy cuenta que necesito una taza de té por su sabor agradable y el efecto que me ayuda a sentirme bien.

Un día cualquiera decidí emprender mi propio camino relacionado en el mundo del té. Quería saber más sobre el té, entenderlo, disfrutarlo y difundir su gran cultura.

Esta es mi filosofía: “No es imprescindible tener experiencia en todo lo que se haga pero sí es recomendable en aquello que queremos desarrollar”.

Para lograr este objetivo me ha costado muchas horas de estudio, investigación, viajes y una experiencia inolvidable en Sri Lanka.

¿QUÉ ES EL TÉ?

El té proviene de la planta Camelia Sinensis, las hojas de la planta se cosechan y trasladan a fábrica para su proceso de elaboración.

ORÍGEN DEL TÉ

Existen muchas leyendas en torno al descubrimiento del té.

Cuenta la leyenda china que el té fue descubierto por el emperador Seng Nung unos 3.000 años antes de Cristo. El emperador descansaba bajo la sombra de un árbol. Encendieron una hoguera para calentar agua, el calor del fuego secó algunas hojas de las largas ramas del árbol. De repente una brisa de aire arrancó varias hojas que cayeron en el agua caliente. El emperador probó la bebida y quedó encantado por su aroma, sabor y el efecto terapéutico. Investigaron sobre dicho arbusto y empezaron a cultivar té.

 

VARIEDADES DE TÉ

Según el proceso de elaboración en fábrica dará el resultado a las siguientes variedades más consumidas:

 

Té blanco: el menos procesado de todos

Té verde: está fijado, proceso para evitar la oxidación

Té azul “Oolong”: semi-fermentado

Té negro: 100% oxidado

Té rojo “Pu erh”: post-fermentado

 

PROPIEDADES PARA LA SALUD

Las hojas del té contienen un 60 % de producto soluble que se transfiere a la bebida.

Los polifenoles son grupos de sustancias químicas de la planta Camelia Sinensis que actúan sobre el organismo como antioxidantes:

 

Catequinas: actúan como antioxidantes mucho más eficaces que la vitamina C y un 25 % más eficaz que la vitamina E.

Taninos: son los responsables de la astringencia y sabor amargo. Proporciona propiedades cicatrizantes y antidiarreicas. También puede ayudar a disminuir la absorción de colesterol.

 

Vitaminas: son compuestos orgánicos que funcionan como reguladores de nuestro cuerpo.

 

Cafeína: ayuda acelerar nuestro metabolismo, mantenernos despiertos y enfocados.

 

Tehanina: aminoácido anti estrés, mejora la capacidad de concentración sintiéndonos calmados al mismo tiempo.

 

La combinación de cafeína y tehanina solo la encontramos en el té.

 

FÓRMULA CORRECTA DE TOMAR EL TÉ

Preparación para una taza de té a granel

 

  • 220 cc de agua embotellada o filtrada.
  • 3 gr de té (una cucharada de postre)
  • Temperaturas del agua y minutos de infusión:

 

VARIEDAD DE TÉ TEMPERATURA DEL  AGUA MINUTOS INFUSIÓN
TÉ BLANCO 85 °C 3-5
TÉ VERDE 80 °C 1-2
TÉ AZUL “OOLONG” 95 °C 5
TÉ NEGRO 90 °C 3-4
TÉ ROJO “PU ERH” 95 °C 1-5

 

 

¡Todo listo para disfrutar nuestra taza de té!

 

 

 

“Detrás de cada taza de té se esconde un gran compromiso de calidad y trabajo humano”

 

Escribe. Sónia Iglesias