Meat Attraction, el gran escaparate de la carne

Escribe: David Ruipérez autor del Carnívoro feliz

El sector cárnico, como ha ocurrido en otras parcelas del universo agroalimentario, no siempre ha sabido unir fuerzas. Sus reacciones ante alertas alimentarias o ataques de toda índole por parte de los que aspiran a erradicar el consumo de carne no siempre han sido ejemplo de transparencia, capacidad de respuesta y, en general, no se había mostrado al gran público como un referente en excelencia, calidad y seguridad. Afortunadamente, el panorama va cambiando y un ejemplo de cómo internacionalizar nuestros productos y venderlos como se merecen en el mercado local se ha podido ver en la Feria MEAT ATTRACTION, celebrada hace unas semanas en Madrid y que en su primera edición ha congregado a más de 9.000 profesionales, todo un éxito de la patronal del sector, la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE).

Entre esos visitantes se cuentan personas procedentes de hasta 37 países distintos mientras que el carácter internacional también lo aporta el hecho de contar con empresas expositoras de Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, EEUU, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Marruecos, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido y Suecia.

La atención informativa de la Feria no tiene un único foco. Por ejemplo, en cuanto a productos se han podido ver las salchichas sin alérgenos de Torres de Núñez, bautizadas como Salchichas Sin +; o los asados que presenta la compañía Moralejo Selección que pretenden hacer más fácil la preparación de un asado tradicional en casa y sin horno de leña. La gama “Asado Fácil” incluye una serie de cortes de cordero -paletilla, pierna y costillar de lechazo; y paletilla de cordero-, que se vende en los supermercados fresco, ya condimentado y envasado al vacío para que el cliente sólo tenga que meterlo al horno al llegar a su casa, ahorrando tiempo en la cocina.

También llamaron la atención los embutidos y patas de Wagyu Ibérico de Sierra de Monfragüe. La marca Wagyu Ibérico Producción Natural supone un interesante intento de apostar por la calidad de la mano de una carne de fama mundial, que asegura que esa carne proviene de animales con una genética con un 50% de la raza Wagyu como mínimo, en su intento de mejorar la calidad de las razas cárnicas criadas en las dehesas extremeñas con esos sementales de la raza Wagyu.

Cordero nacional

Por su parte, la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (INTEROVIC) presentó su campaña de cara a las próximas fiestas navideñas “Busca el origen nacional”, que permitirá al consumidor diferenciar el cabrito y cordero nacional del importado.
En el plano comercial, las relaciones hispano-chinas de cara a la apertura del mercado del gigante asiático a la carne de vacuno y ovino/caprino española ha dado pasos importantes para trasladar a los representantes chinos los estándares de calidad y seguridad alimentaria de las carnes españolas.