Semillas de cáñamo, el superalimento desconocido

Las semillas de cáñamo, todavía muy desconocidas, son un superalimento, muy ricas en proteína vegetal y que aportan Omega 3 y 6, las llamadas grasas saludables, en un porcentaje muy equilibrado. Contienen además minerales como el magnesio, manganeso, hierro y fósforo. Son muy recomendables para personas con colesterol y, por su alto contenido (30%) en proteína vegetal, para deportistas y vegetarianos. Además, se digieren mejor que la soja. Se toman en ensaladas, tostadas salteados, yogures, batidos o sopas.

Joan Asensio, dedicado a la agricultura, las comenzó a cultivar en Centelles (Barcelona) de manera ecológica. El proceso de secado de las semillas se realiza al natural, fundamental para conservar todas sus propiedades nutricionales, y el pelado en frío.
Después “comencé a experimentar desde el punto de vista nutricional”, nos cuenta Joan. Así, elaboró una línea de producto alrededor de estas semillas peladas creando distintas mezclas con otras semillas y pseudo-cereales que hoy ya están en el mercado a través de su empresa, EcoCanem. Las mezclas están basadas tanto en sus nutrientes como en su sabor. Hay combinaciones con chia, que tiene propiedad laxante; y con sésamo, kale, tomate y cebolla, muy buena en ensaladas, pastas, salteados de verduras y también en pan con tomate. También las ha combinado con sésamo, maca y limón, ideal para tomarla con yogur; y con quinoa y amaranto hinchado.

EcoCanem vende además proteína en polvo de cáñamo. Tras extraerse la proteína del prensado y filtrado en frío para producir primero el aceite de semilla de cáñamo, se crea el polvo de proteína mediante el molido en frío, descascarillado en frío y finalmente tamizado. Contiene 100 gramos de proteína vegetal por cada 40 gramos, lo que le convierte en un complemento que gusta a los deportistas. La dosis recomendada al día de las semillas de cáñamo es de 2/3 cucharadas soperas.

https://www.ecocanem.com