abril 2018

La gastronomía está de fiesta. Hace unos pocos días, elBulliFoundation publicó su primer volumen de Bullipedia. Bebidas Volumen.1: definición, historia, tipos y composición (los siguientes se irán publicando de forma paulatina durante los próximos cinco años).

Bullipedia es uno de los proyectos principales de elBulliFoundation y tiene como objetivo agrupar, generar y ordenar los contenidos necesarios que permitan crear la más completa enciclopedia de la restauración gastronómica, que también aúna creatividad e innovación concebidas para el aprendizaje y la educación.

Se estructura a partir de Sapiens, método que tiene como lema “comprender para crear”, que permite recopilar, seleccionar y organizar la síntesis del conocimiento para comprender cualquier disciplina.

Bullipedia ocupa un espacio fantástico al lado de la Plaza de España (de Barcelona), con más de 1.000 m2, y desde 2013, Ferran Adrià y su equipo han destinado mucha energía e ilusión a este proyecto que, una vez terminado, reunirá más de 30 libros de 500 páginas (desde monográficos sobre historia, estilos de cocina o técnicas de cocina, hasta productos, bebidas, innovación o emprendimiento).

Toda esta iniciativa, de dimensiones espectaculares, es el resultado de la mente brillante (y siempre inquieta) de Ferran Adrià quien, tras los años de éxito en elBulli (el restaurante de Roses, Girona, donde consiguió los más importantes reconocimientos) decidió que su modelo estaba “agotado” y que no valía la pena mantener un esfuerzo titánico que solo disfrutaban unos pocos miles de comensales cada año.

Fue allí cuando pensó que debía cambiar el espacio, el tiempo y el alcance de su trabajo. Y se reinventó por completo: empezó a idear elBulliFoundation y a poner en marcha una serie de proyectos que debían concentrarse en un espacio nuevo ubicado en el que ocupaba elBulli.

Pero, mientras llegaba ese momento y con el apoyo absoluto de Telefónica, Adrià creó la Bullipedia para dar conocer el genoma de la cocina a nivel universal a lo largo de todos los tiempos y, por tanto, facilitar a los profesionales y a los comensales una información básica para mejorar la creatividad en la cocina.