Inicio2019

enero 2019

Este año el Consejo Regulador de la IG Pacharán Navarro esta empezando a catar los primeros macerados. Se presentan de un color morado de gran intensidad, con aromas intensos y muy afrutados. Todo ello nos muestra una equilibrada acidez y larga permanencia afrutada. De esta forma los expertos del consejo regulador no dudan en calificar  como “Muy buena” la añada de 2018.

Una bebida natural

Esta bebida espirituosa de baja graduación, alrededor de los 25º-30º y que se elabora a base de endrinas. Estos son los frutos del arbusto Prunus Spinosa, de naturaleza silvestre y muy abundante en las zonas de montaña de Navarra. Se elaboran en maceración varios meses con anís. Esta maceración nos aporta un contraste entre suave e intenso, dulce y ácido, seco y afrutado realmente muy interesante.

La recolección de endrinas de la zona de Navarra, Huesca, la Rioja y Guipúzcoa este año ha sido escasa pero la calidad ha sido muy buena. El frio que se produjo en estas zonas en el mes de marzo de 2018 ha llevado a esta escasez de frutos. De todas el verano seco y   los fríos en el mes de octubre, justo antes de su recolección, han podido llevarnos a una gran calidad para garantizar un excelente producto final.

Redescubrir el Pacharán de forma diferente

De esta forma se va a convertir en un buen año para los amantes de esta bebida tan especial y un gran momento para descubrirla o redescubrirla. Su sabor dulce por el aporte de anís y astringente de las endrinas hace de esta bebida espirituosa algo especial. El Pacharán lo podéis degustar solo o con hielo a una temperatura de 5ºC. También mezclado con vuestro refresco de naranja preferido añadiendo corteza de naranja y hielo. En verano podemos atrevernos a probarlo con lima, zumo de limón, hierbabuena, hielo picado y Pacharán navarro.

http://www.pacharannavarro.org

Grandes Productos Argentina

Escribe: Laura Litvin (@laulitvin)

Este bocado emblemático de la gastronomía argentina se convirtió también en un producto turístico. Quien visite la provincia más pequeña del país tiene una cita con sus deliciosas empanadas.

En Argentina, la empanada es un símbolo nacional y, probablemente, el bocado más federal que existe, junto con el asado. No se trata de una comida autóctona, se conoce su origen antiguo que llegó a estas latitudes con los españoles, como tantos otros platos. Con el tiempo se convirtió en emblema de la identidad culinaria argentina: cada región, de norte a sur, tiene su versión y se vanagloria de su receta que ostenta un ingrediente particular. Existen rutas gastronómicas para probarlas todas y competencias y concursos para elegir cuál es la mejor.

Tucumán, al noroeste del país (a 1200 km desde Buenos Aires), ofrece una empanada singular: el corte más utilizado es el matambre de la vaca (ese extenso músculo que recubre la panza del animal). La receta es simple: matambre cortado a cuchillo, cebolla (toda buena empanada lleva cebolla); huevo, verdeo, ají, comino, pimienta y pimentón. La tradición indica que se cocina en horno de barro y al morderla -con las piernas separadas para que no manche la ropa- se puede agregar un chorrito de limón. Además, debe tener 13 repulgues, ni uno más ni uno menos, para lograr el tamaño exacto que requieren las exigentes reglas de las tucumanos.

La ruta de la empanada

Por supuesto, hay distintas localidades famosas por sus empanadas en la provincia, por eso se creó la conocida Ruta de la Empanada que volvió a esta delicia norteña un producto turístico: el recorrido está compuesto por 54 establecimientos gastronómicos de San Miguel de Tucumán (la capital de la provincia), Yerba Buena y Famaillá, sede de la Fiesta Nacional de la Empanada, que este año celebra la edición 40°.

Dónde probarlas

En la capital tucumana, a dos calles de la Plaza Independencia y la Casa Histórica de San Miguel de Tucumán (donde se firmó la Independencia), funciona Peña El Cardón (Las Heras 50), donde se sirven riquísimas empanadas tucumanas.

A 13 kilómetros de la capital, en Yerba Buena, hay varios restaurantes, pero se destaca Los Hornos (Av. Aconquija 2419). Si se sienta en la vereda, disfrutará de sus sabrosas empanadas con vista al cerro San Javier.

Famaillá, a 41 km de la S. M. de Tucumán, es una visita ineludible: posee numerosos restaurantes y muchas de las cocineras que fueron coronadas como “Reina Nacional de la Empanada” trabajan en estos establecimientos.

Empanadas y vino en jarra

Como dice la zamba “Al jardín de la república” escrita en honor a Tucumán y que inmortalizó Mercedes Sosa, la gran cantante argentina; una buena empanada se acompaña siempre con vino y la provincia posee excelentes ejemplares. El turista podrá sentarse en las llamadas peñas: casonas antiguas llenas de historia en las que abundan las guitarreadas, el buen vino, el folclore y, por supuesto, no faltan las empanadas.

Como llegar

Existen múltiples opciones para visitar la ciudad de San Miguel de Tucumán, que posee un aeropuerto internacional. Por vía aérea existen vuelos diarios desde Buenos Aires y Córdoba.

Este viernes 18 de enero se presenta en Gandesa (Tarragona) la Ruta del Vino de la Terra Alta. Un proyecto colaborativo entre el Consejo Comarcal de la Terra Alta y la Denominación de Origen Terra Alta. El proyecto supone un importante paso adelante en la promoción de la oferta enoturística de la zona desde un punto de vista global y conjunto.

Se han involucrando a todos los actores que intervienen. Desde las bodegas hasta restaurantes, asociaciones culturales, empresas de alojamiento u otras que ofrecen servicios turísticos.

Una presentación esperada de Terra Alta

La presentación de la Ruta del Vino tendrá lugar a las 19 h en la Oficina Municipal de Turismo de Gandesa. Se realizará de la mano de Carles Luz, presidente del Consejo Comarcal de la Terra Alta y Joan Arrufí, presidente del Consejo Regulador de la DO Terra Alta.

Este acto servirá para dar a conocer el material divulgativo de la Ruta, donde se pueden consultar las diferentes actividades enoturísticas que se ofrecen en la comarca.

En el acto estará presente también David Esteller, consultor especializado en enoturismo y director de Tourislab. Esta empresa ha sido la encargada -junto con DCB Turisme– de la búsqueda y estructuración de la oferta enoturística de la Terra Alta para desarrollar la Ruta del Vino.

El lugar de la garnacha blanca

El trabajo realizado pone de manifiesto la importancia de la segmentación y la especialización de la oferta enoturística. Podemos encontrar actividades de diferente temática y dirigidas a diferentes públicos.

Así, en el material divulgativo se presentan las bodegas que ofrecen visitas y otras actividades de enoturismo. También cursos de iniciación a la cata de vinos, catas verticales, talleres de vendimia o visitas arquitectónicas e históricas.

Además, se proponen también actividades gastronómicas, experiencias para familias o propuestas entre viñas. Todo ello para descubrir este territorio reconocido como el alma de la Garnacha blanca.

Con esta iniciativa se busca popularizar la comarca como destino enoturístico, no solo en Catalunya sino también a nivel internacional. De esta forma, se beneficiarán todos los agentes involucrados y se potenciará el modelo territorial y económico de la comarca.

Una de las frutas más consumidas en el mundo es, juntamente con la manzana y la banana, la naranja. Es un cítrico realmente muy interesante para nuestra alimentación principalmente por su alto valor de vitamina C. Consumiendo cien gramos cubrimos el 90% de  nuestra necesidad diaria en esta vitamina. También tienen un nivel alto de flavonoides, que nos aporta una acción antiinflamatoria y antioxidante.

Los mayores productores mundiales de esta fruta son Brasil, Estados unidos, China e India. La sorpresa es que, aunque es muy consumida, la gran mayoría de quien disfruta de este cítrico no conoce las variedades principales de naranjas, ni su época de recolección. Vamos a conocer algo más sobre las ellas.

Sus variedades

Existen tres grandes grupos de naranjas. El primer grupo son las llamadas Navel (ombligo en inglés), ya que  tienen una especie de parte salida en uno de los extremos. Son variedades precoces y se empiezan a recoger a finales de septiembre. Tienen un color anaranjado y son muy dulces. Su piel facilita el consumo y tienen pocas semillas.

Entre las variedades Navel podemos destacar dos: Navelate es una variedad con mucho jugo y sin semillas. Navel lane late es una variedad similar a la anterior algo más tardía y que aguanta mejor el calor gracias a su grosor de piel. La Navel Powel es una variedad también tardía, se recoge a finales de invierno.

El segundo es del llamado grupo de las blancas. Este grupo se caracteriza porque son frutas menos ácidas y amargas que el resto de grupos. Son dulces, sabrosas y con escasas semillas. Las variedades típicas de este grupo son las Barberinas, Valencia late (la más tardía) y  las Salustianas.

Por último nos encontramos el grupo de las Sanguinas. Su variedad más importante es la Sanguinelli. Son naranjas rojizas con un nivel de antioxidantes superior. Esto nos aporta mayor prevención frente a enfermedades coronarias. Es una variedad con mucho zumo y sin semillas.

Propiedades de la naranja

La naranja es una fruta que en el hemisferio norte se recoge desde septiembre hasta junio. Se pueden consumir sin refrigerar casi todo el año. Además de la vitamina C nos proporcionan fibra, potasio y un nivel bajo de calorías. Aunque se pueden consumir en zumo, lo mejor es comer la fruta y no perderse ninguna de sus propiedades.