El aceite de oliva se puede congelar

Uno de los grandes productos gourmet que tenemos en nuestra tierra es el aceite de oliva virgen extra.

En España (más bien en el interior-centro de Andalucía) existen unos 400.000 olivicultores que trasladan su producción a un total de 1.755 almazaras. España genera un tercio de toda la producción de mundial de aceite de olivo y esto son números que asustan.

Para concretar un poco más, Andalucía es la región de España donde más se produce aceite puesto que dos de sus provincias. Jaén y Córdoba son las que generan el 64% de todo el aceite anual en el país. Por esto, Andalucía es conocida mundialmente como la primera productora de aceite de oliva.

Aceite de oliva virgen extra

Aceite de oliva virgen extra

Y después de esta pequeña introducción, viene la pregunta… ¿Se puede congelar el aceite de oliva?

Igual algunos penséis que no, al ver como el aspecto del aceite a bajas temperaturas cobra un aspecto un tanto “extraño” saliendo pequeñas bolitas o manchas blancas en el aceite.

Pues bien, la respuesta es que sí, sí se puede congelar. Las bolitas blancas que aparecen en el aceite no significa que se vaya a poner malo o haya perdido cualidades. Se debe a un proceso molecular. Básicamente explicaremos que la molécula básica del aceite es el triglicérido y entre ellas son diferentes. No todas se congelan a la misma temperatura y esto hace que aparezcan algunas bolitas blancas que no nos dan buena espina del todo, pero, cuando volvamos a poner nuestro aceite a temperatura ambien (entre unos 12-22º) estas bolitas desaparecerán como por arte de magia y podemos seguir consumiendo nuestro aceite de oliva sin problema alguno.

Aceite oliva

Aceite oliva

El aceite de oliva virgen (sea extra o no) se puede congelar como proceso de almacenamiento y con sumir pasado un tiempo sin ningún problema así como hacemos con otros tipos de alimentos y productos. Eso sí, se recomiendo consumirlo en el menor tiempo posible una vez se ha descongelado. Esto se debe a que su proceso de oxidación avanza a mayor velocidad y ahora si correríamos el riesgo de que nuestro preciado oro líquido pierda sus propiedades e incluso se ponga en mal estado.

Así que ya sabes, es posible congelar el aceite de oliva y volver a descongelarlo si no piensas consumirlo rápidamente. Aún así queremos recordarte que el aceite de oliva virgen extra de alta calidad tiene una larga duración si lo conservamos bien: esto significa almacenarlo en lugares donde no llegue la luz del sol directa y se mantenga a una temperatura ambiente sin cambios bruscos. Esperamos que esta información te haya sido útil.