InicioAceites y vinagres

Aceites y vinagres

El vinagre tan popular que utiliza esos dos primeros términos como medida para distinguir y proteger la denominación Aceto Balsámico de Módena ha quedado sentenciado. Así lo ha dictaminado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), declarando que no comprende al territorio geográfico individual italiano. Por tanto, ese distintivo puede ser utilizado libremente por cualquier otro fabricante europeo del producto líquido para condimentar platos. Esta resolución es importante dada la ‘guerra’ existente en el mercado por el uso de esas dos palabras, al igual que sucede en España con la Torta del Casar. También en este último caso se ha dictado sentencia. Te lo contamos todo a continuación.

En el marco de una campaña por la sostenibilidad y el compromiso con el medio ambiente, los aceites de Borges se venderán en la primera botella de 1 litro fabricada de 25 % de plástico reciclado. Además, reduce también hasta un 20 % el gramaje de este material utilizado habitualmente en sus recipientes. En todo el año, esta empresa es pionera en el sector en producir así sus envases. Logrará una reducción de 143 toneladas de plástico. Pero esta medida es tan solo el comienzo de un proceso de respeto medioambiental que el grupo internacional pretende continuar más adelante con la implantación en otros productos. Conoce más de todo esto aquí.

Cuando en este año se ha cumplido el 25 aniversario del origen del vinagre de Jerez, tan exquisito y de calidad como los propios vinos de los que nace, desde el sector vinagrero critican a la competencia. Lo hacen en la revista oficial de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular, argumentando unas malas prácticas. Porque, aunque sea un producto cuyo nacimiento se vincula a un error humano, existen excelentes y no tan buenos vinagres en el mercado. También hasta diez tipos según la materia prima de la que ha salido el líquido final que condimenta numerosos platos. ¿Sabes tú hacer esta diferenciación a la hora de comprarlo? Descubre más sobre este asunto aquí.

Cada vez son más los consumidores de la salsa de soja en Occidente. Muchos de estos nuevos comensales llegaron a conocer este condimento gracias a la propagación de la comida japonesa en todo el mundo. Pero pocos saben que, como muchos alimentos como la pasta o los kiwis, la esta salsa también proviene de China. Su origen tiene más de 2500 años. En esa época mucha población china adquirió el budismo como religión y muchos de ellos se pasaron a ser vegetarianos. En ese momento, las salsas para condimentar incorporaban carne, por este motivo se elaboró una con la soja como sustitutivo. Descubre aquí cómo es y lo que aporta.

Su elaboración

Aunque actualmente la producción de la salsa de soja se ha modernizado, los fundamentos y sus bases son los mismos que en sus orígenes. Sus ingredientes son cinco: soja, trigo, agua, sal y el koji (aspergillus sojae) o levadura. En este último ingrediente y como casi en todas las elaboraciones donde participa la fermentación, cobra mucha importancia la levadura. Sin duda, el koji y su función en el proceso marca la diferencia entre unas elaboraciones y otras.

El proceso comienza con el cultivo del hongo Koji durante 3-4 días. Por otro lado, se cuece la soja y trigo (algo machacado) y se dejan que ambos absorban gran parte del agua. Una vez pasados esos tres días, se añade el koji al agua con sal, soja y trigo. Esta masa producida se llamada “Moromi”. Gracias a la propagación rápida del koji se producen las diferentes fermentaciones. Este proceso durará meses o incluso años. Antiguamente, estos procesos se realizaban en vasijas de cerámica, actualmente en acero inoxidable. Una vez finalizado este tiempo se exprimirá por presión la masa y por sedimentación se filtrará, pasteurizará y envasará. Así nace la salsa de soja.

Gastronomía y propiedades de la salsa de soja

En la cocina, la salsa de soja es un gran condimento para ensaladas, verduras, arroces, carnes, pescados, sushi, ramen y cualquier tipo de sopa. También en la elaboración de carnes y pescados realza y potencia los sabores de la receta.

La salsa de soja es un gran antioxidante. También gracias a las isoflavonas de la soja, ayuda a la salud ósea. Es de gran ayuda en el control del colesterol malo, aunque por su aporte de sal se debe controlar su consumo en hipertensos. Como condimento en ensaladas puede ser de gran utilidad en dietas bajas en grasas, ya que esta salsa no tiene, solo un nivel muy bajo de calorías.

Este pasado 23 de septiembre en España hemos abandonado la temporada veraniega con todavía temperaturas amables en bastantes regiones del país y, aunque el calor permanezca, queremos entrar en clave otoñal. Porque en esta época del año caracterizada por la tradicional caída de hojas de los árboles, también se estrenan los deliciosos platos calientes que muchos están deseando comer ya. Sin embargo, a la hora del cocinado o del acompañamiento, siempre podemos innovar e intentar darle otro sabor a cada elaboración. En este artículo te vamos a presentar unas salsas de otoño muy atractivas para aportarle ese toque diferencial a cada comida. ¿Quieres conocerlas?

España es con enorme diferencia la mayor productora de aceite de oliva, pero cada vez más en el proceso de evolución se ha ido pasando de la cantidad a la calidad. Por eso, en 2004 nació el selecto grupo Grandes Pagos del Olivar, un club que acoge a los mejores AOVES españoles. Poco a poco se fueron sumando los más excelentes elaboradores hasta llegar al número actual de seis marcas, la última incorporada este mismo verano. El objetivo de agruparse siempre ha estado en dejar al aceite en la máxima élite del sector. Descubre más aquí.

Llenar el carro cuando vamos al supermercado va costando cada vez más y lo dice el Instituto Nacional de Estadística (INE) con sus cifras de este presente año. Respecto al 2018, ahora comprar sale más caro, concretamente un 0,5 % que se ha incrementado. Esto, según se desprende del Índice de Precios de Consumo (IPC) del mes de mayo, que también revela algunos repuntes en ciertos productos. Conoce más a continuación.

Ya ha recalado en España el primer kétchup natural que pretende ser una alternativa al tradicional y líder del mercado, repleto de añadidos artificiales. De momento, la empresa distribuidora barcelonesa Bidfood Guzmán será la encargada de su comercialización en nuestro país. Así, venderá este producto exclusivo orgánico, 100 % vegano y natural, sin gluten ni lactosa, elaborado por Curtice Brothers. Los dos hermanos han conseguido una salsa diferente a todas las que ya existen, con un cocinado íntegro en La Toscana italiana. Su materia prima es el tomate fresco que le aporta una base real al kétchup.

Una empresa catalana ha conseguido cultivar el ya conocido como el wasabi del Montseny, una planta típica de Japón, donde nace de forma salvaje en las altas montañas junto a cauces fluviales. Esta materia prima natural se usa para conseguir una salsa o pasta verde, que también lleva rábano picante y mostaza, para añadir la combinación de sabor a diversidad de platos japoneses. Aquí en España, desde hace muy poco, los dos fundadores de Yamaaoi reproducen este cultivo en una finca de Viladrau. Te contamos más sobre este wasabi del Mediterráneo.

La ONU ha declarado recientemente 2020 como el “Año Internacional de la Sanidad Vegetal” con el propósito de concienciar de la importancia que tiene cuidar a las plantas. De muchas de ellas, dentro de los cultivos del campo, se producen reconocidos alimentos españoles como el aceite de oliva, el vino o la patata. Pero también el jamón ibérico de bellota. Por todo ello, es imprescindible controlar esas amenazas en la agricultura que terminan afectando a los productos finales y la alimentación humana.

Translate »