Cómo cocinar y consumir algas: aprende

Acostumbradas a verlas en los restaurantes japoneses y chinos dentro de los platos de sushi, sobre todo, estas calificadas como verduras marinas han ido cada vez más entrando en nuestras dietas. Así, desde no hace mucho tiempo es posible encontrarse en supermercados con este alimento del fondo marino. Pero, ¿sabes realmente cómo cocinar y consumir algas? Desde la expansión de la gastronomía nipona se ha ido popularizando su uso, aunque sigue siendo un producto desconocido para muchos consumidores. Por eso, en este artículo te queremos explicar al detalle el modo de cocinado de las distintas especies comestibles. ¡Hazte un experto!

Tipos de algas comestibles

Por sus sabores y texturas, introducir las algas en nuestros platos es todo creatividad e imaginación, siempre que sirvan para acompañar a los alimentos adecuados. Pero más allá de eso, también este producto reúne en pequeñas cantidades muchos nutrientes que derivan en interesantes beneficios saludables. Por supuesto, no todas las especies se pueden usar para el consumo humano, pero sí hasta 145 tipos. Ahora bien, aquí te vamos a describir brevemente cuáles son los más comunes de la gastronomía.

  • Kombu: tiene un color verde pistacho tirando a tonos oscuros y destaca por su ácido glutámico que ablanda las fibras del resto de alimentos con los que se prepare. En sopas, potajes o caldos encaja, aunque debes saber cómo cocinar y consumir algas.
  • Arame: con yodo y calcio, resalta por el manitol que contiene, elemento que le aporta un suave sabor dulce. Solo hay que remojarla diez minutos e incluir en platos fríos. Es negra
  • Nori: típica del famoso sushi, es rica en proteínas y se usa en pastas, ensaladas u otros manjares calientes.
  • Espagueti de mar: carnosa y suave, aporta hierro, potasio y vitamina C.
  • Agar agar: su sabor es neutro, su color es blanco transparente y su uso pasa por ser un buen sustituto de la gelatina de origen animal.
  • Dulse: entre las algas, también existen las picantes como esta, aunque de manera leve. Es morada, rica en hierro y yodo.
  • Cochayuyo: de aspecto similar a una seta tras su remojado, esta alga es ideal para comer con cereales o verduras.
  • Wakame: en ensaladas, patés o pestos, este ingrediente marino es de color negro (se asemeja a un palo) y aporta vitaminas B y C, así como calcio y potasio.
  • Hiziki: intenso sabor a mar para esta última que requiere de un cocinado durante media hora. Aporta un gran fondo a guisos y legumbres. Su color es negro también.

Aprende a cómo cocinar y consumir algas

Este producto del mar, obviamente al sacarse de su entorno natural , se queda seco. Por tanto, es necesario hidratarlo antes de saber cómo cocinar y consumir algas. En este proceso (con agua fría mejor) pueden incrementar su volumen hasta ocho veces, así que no debe sorprenderte. Lo que sí se recomienda es calcular bien en seco las proporciones para según cuántas personas. Aproximadamente, 10 gramos va bien para 4 personas si se va a utilizar en un plato entrante.

Después de dejar diez minutos en remojo, las algas estarán listas para su consumo, frías directamente o salteadas en la sartén. Si se añade a guisos o sopas basta con añadirla a la cazuela al final de la cocción. ¡Ya sabes cómo cocinar y consumir algas con variedad de alimentos comunes!

Translate »