Diferencias entre el plátano y la banana

¿Eres de los que prefiere plátano o banana? ¿Por su precio, su sabor u otros motivos? Algunos consumidores aseguran que el primero está más bueno aunque sea más caro, por eso lo compran. Muchos otros miran solo el cartel del más barato nada más llegar al supermercado. Pero, ¿sabes realmente cuáles son las diferencias entre el plátano y la banana? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Aunque sean muy similares e incluso al ver ambas frutas puedes confundirlas, no son lo mismo. Eso sí, es necesario que pongas atención en varios aspectos para poder identificar al uno o a la otra. Así es, precisamente en el género masculino y femenino ya se distinguen. Pero hay mucho más que puedes desconocer.

Diferencias entre el plátano y la banana, según sus valores nutricionales

Aunque la primera distinción resida en el origen y precio, algo que puedes comprobar en el propio supermercado o envoltorio, las más importantes diferencias entre el plátano y la banana pasan por sus valores nutricionales.

Los plátanos que se venden en España proceden de las Islas Canarias en un 70 % del total, mientras las bananas llegan importadas desde Centroamérica y África. Normalmente, entre estas dos frutas de la familia de las musáceas también hay una diferenciación de céntimos o incluso euros. Durante gran parte del año, el plátano tiene fijado un precio más alto que la banana. 

Ambas frutas se cultivan en climas tropicales o cálidos, pero su composición nutricional varía. El plátano tiene más fibra, proteínas, potasio y fósforo, mientras la banana te aporta más valor energético, calcio, magnesio, hierro y cobre.

También esta segunda gana en mayor porcentaje de vitamina C e hidratos de carbono. Sin embargo, las vitaminas A, B2, B6 y riboflavina son más elevadas en el plátano, igual que sucede con la pectina. Esta fibra incrementa la sensación de saciedad.

Otros aspectos de distinción interesantes

Si los plátanos de Canarias tienen una trayectoria exitosa en su comercialización se debe, en gran parte, al gran sabor. Este se consigue gracias a la riqueza de los compuestos aromáticos característicos que lo distinguen de la banana. Por eso muchos consumidores prefieren el producto de las islas.

No obstante, otras diferencias entre el plátano y la banana puedes apreciar si observas bien la forma y el color exterior de ambas frutas. El primero es más alargado con su cáscara verde oscuro. En cambio, la segunda tiene un dibujo cilíndrico e incluso ese mismo color, pero algo más claro.

En general, ambos son dos excelentes alimentos para incluir en tu dieta equilibrada y saludable. ¿Y tú? ¿Eres de plátano o de banana?

Translate »