El aguacate: ‘oro verde’ español único

Como uno de los llamados ‘superalimentos’ muy a la moda, el aguacate se ha expandido como muchos otros productos popularizados por sus propiedades saludables. Ya casi diez millones de publicaciones en Instagram contienen el hastag con su nombre en inglés (avocado). Mientras, sigue incrementándose su consumo mundial gracias a su inclusión en cada vez más recetas. Luego, en cuanto a su producción, hay que recordar que España es el único país europeo que lo cultiva. Al tratarse de una fruta exótica, también el cambio climático le está afectando. ¿Cuál es su situación actual?

Producción en España

Esta fruta, de la que ya te contamos sus propiedades en otro artículo, es muy nutritiva porque te aporta proteínas, hidratos, fibra y minerales importantes. También ácido oleico y fólico. En general, hablamos de un producto que se ha ido ganando su fama con lo que contiene. Incluso su ‘boom’ mundial se debe a la presencia de grasas saludables que pueden completar tu dieta sin problemas. El aguacate es conocido como la ‘fruta de la vida’. 

Sin embargo, igualmente se le llama el ‘oro verde’ porque es un alimento que representa muy bien la globalización alimentaria, aunque exista un punto negativo que le está afectando. Debido al cambio climático y a que la Tierra se está secando, el aguacate peligra su buena cosecha. Aquí en España se da el caso de un cultivo exclusivo en toda Europa, pues crece en climas sub-tropicales. Por eso, las costas de Málaga y Granada son las que más producen en nuestro país, con una media de más de 35.000 toneladas, cantidad que da una facturación de casi 150 millones de euros.

Huella ecológica con el aguacate

Otras zonas donde se obtiene es Valencia, aunque fuera de nuestras fronteras, los dos países principales productores son México y República Dominicana. España solo aporta un 10 % al año de este producto al mercado europeo. Eso sí, al otro lado del charco, el aguacate cultivado deja una importante huella ecológica por diversas razones como la escasez de agua. En cambio, a la hora de consumirlo, las cifras se han disparado progresivamente.

En 2018, se dio un hecho histórico en España, ya que se comieron más aguacates que los cultivados en territorio nacional. La demanda internacional fue tal que hasta 74 millones de kilos salieron al mercado exterior, pues el ‘oro verde’ se cuela cada vez más en las cocinas y platos. Eso sí, habrá que idear nuevos sistemas eficaces para que los riesgos del cambio climático no le afecten demasiado.

Translate »