Gastronomía de Sevilla: española y marina

La capital del sur español, Andalucía, tiene una de las culturas culinarias más completas de toda España, representando muy bien algunos productos típicos nacionales y otros procedentes del mar. Siempre con ese toque personalizado andaluz, cada receta que ofrece es un manjar delicioso que se puede degustar de distintas maneras. Porque la gastronomía de Sevilla se sirve en las famosas tapas y montaditos o platos que van desde guisos hasta frituras. En general, todo ese arte, toda esa alegría e incluso todo ese carisma sevillano se refleja perfectamente en cada elaboración que puedes disfrutar en cualquier bar de la ciudad. Descubre más aquí.

Viajando por la mejor gastronomía de Sevilla

Un color especial tiene la capital andaluza, igual que su cocina, desde lo más básico a lo más elaborado, de la carne al pescado y de los manjares más frescos a los más consistentes. Viajando por sus calles céntricas pronto se puede contemplar esa gastronomía de Sevilla en cada uno de sus rincones, allí donde se abren los bares al público. Cada pocos metros, tienes un bar. Algo muy representativo y popular de la ciudad, imprescindible de descubrir al igual que sus comidas típicas como el salmorejo o el gazpacho andaluz. Este es muy común en los meses calurosos veraniegos, aunque se puede degustar en otros meses del año. Una sopa fría con hortalizas (sobre todo, tomates, pimientos rojos, pepino y ajo) trituradas con agua y aceite de oliva refresca el paladar.

Salmorejo andaluz

Plato de salmorejo / Foto: dolcecity.com

Por otro lado está el rabo de toro, una potente elaboración muy española, que puedes encontrar en muchas otras gastronomías regionales. Es un estofado con dicha parte del animal, aunque también se usa la de la vaca, acompañado de tomate, pimiento, zanahoria, especias, el propio caldo de la carne y vino tinto. Se sirve caliente, al igual que los caracoles, otro producto que se come en variedad de puntos de España. Concretamente en la capital del Guadalquivir, la receta contiene guindilla, ajo, especias, hinojo y poleo, tras la cocción de ese ingrediente principal. En este mismo grupo de platos podemos incluir también el cocido andaluz, que se elabora con garbanzos, habichuelas y diversos embutidos (chorizo, morcilla, tocino…).

El famoso ‘pescaito frito’ y los montaditos

Adentrándonos en productos del mar, la gastronomía de Sevilla se centra en el llamado ‘pescaito frito’ con la fritura de varias especies marinas, en particular pescados pequeños y con poca espina. Así, puedes probar boquerones (típicos también de Málaga), chanquetes, caballas, acedías o salmonetes. En esta línea, igualmente están los adobos de pescados como el barbo (pez de río) y esos de carne blanca como el cazón o el bacalao. Con este último se preparan otras dos recetas típicas sevillanas: los soldaditos de Pavía -tiras rebozadas que se pueden marinar- y el bacalao con tomate -friendo lomos previamente enharinados-.

barbos en adobo gastronomía de Sevilla

Barbos en adobo servidos en un bar sevillano / Foto: Iván Sevilla

Si vas a algún bar de la capital, debes pedir alguna tapa de esos pescados o los chipirones a la plancha, otro manjar típico. Todo esto es imperdible tanto como los montaditos de variedad de alimentos: jamón, tortilla, caballa, pollo, pimiento frito, etcétera. También se suelen preparar con los restos de la carne de la elaboración del cocido, bajo el nombre de ‘pringá’.

Translate »