El agua es un líquido y un elemento de la naturaleza esencial para la vida, pero quizás nunca te has preguntado por qué es tan importante. Además de hidratar tu cuerpo u organismo, obviamente, hay otros grandes beneficios del agua para tu salud. Esos que se derivan de sus nutrientes y su composición en un aporte de elementos muy positivo en diversas funciones o frente a ciertos problemas.

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua y por ese motivo, en este día de 2019 te queremos hablar un poco más sobre un recurso natural vital. Por supuesto, también aprovechamos esta fecha para recordarte que existe escasez  y contaminación en muchas partes del mundo. De ahí que cobre mayor relevancia su buena conservación, el ahorro o el respeto de mares y ríos para que estén limpios.

Los ocho grandes beneficios del agua

Ayuda a tu digestión y previene el estreñimiento. Esto sucede porque bebiendo el agua suficiente se aumenta la tasa de metabolismo de tu cuerpo. Así, los alimentos que comes se digieren adecuadamente, evitando posibles problemas después de las comidas. El agua elimina toxinas y desechos innecesarios. Además, puedes añadir a un vaso unas gotas de limón para digerir mejor aún.

Evita dolores de cabeza y migraña, pues en muchas ocasiones éstos se producen por tu deshidratación. Igualmente, otro de los grandes beneficios del agua es aliviar la fatiga que sientes después de hacer ejercicio, por ejemplo. De ahí que esa sed que sientes tras entrenar debas solucionarla bebiendo suficiente. Pero, a parte del deporte, siempre tu cuerpo debe tener la cantidad adecuada de este líquido fundamental, ya que si no tu corazón se ve obligado a trabajar más. Esto provoca cansancio. 

– La pérdida de peso es también otro punto importante, ya que no solo se eliminan grasas, sino que el agua no contiene nutrientes que engorden. Por tanto, es un sustituto ideal de cualquier otra bebida de alto contenido en calorías.

– Igualmente, tiene capacidad para liberar temperatura de tu cuerpo, sobre todo en verano. Por eso es necesario hidratarse tanto en temporadas de mucho calor. Tomar agua contribuye a mantener tus músculos y articulaciones bien lubricados, así que previenes calambres o esguinces.

– Por otro lado, tu piel se ve beneficiada porque este líquido repone los tejidos dañados e incrementa su elasticidad. Frente a cicatrices, acné o arrugas actúa positivamente de la misma manera.

– Tu sistema inmunitario mantiene en forma tus defensas con el agua si recibe la cantidad correspondiente cada día. En general, se previenen enfermedades diversas como la gripe, la artritis o los cálculos renales, entre otras.

– Otro de los grandes beneficios del agua, aunque menos importantes, es el aliento de tu boca. Muchas veces no te das cuenta de este aspecto, pero si siempre mantienes unos buenos niveles de consumo, no tienes que preocuparte.

– Por último, parte del buen estado de ánimo también se debe al agua. Todo porque tu cuerpo se siente enérgico e hidratado y esa actividad manda señales positivas a tu cerebro.

En general, puedes disfrutar de todos estos grandes beneficios del agua si bebes un litro y medio o dos diariamente.

Translate »