La chimichanga en la cocina mexicana

La chimichanga es un plato consumido mayor y regularmente en el Norte de México. Es uno de las comidas típicas del estado de Sonora y Sinaloa. Existen muchos rellenos para ella: habas, frijoles, arroz, pollo, carne deshebrada, tocino o papas con chorizo. En este plato nunca puede faltar el queso. Descubre aquí algunas curiosidades y cómo se prepara.

Por lo general en México, suelen acompañar la chimichanga con un poco de guacamole. También se le añade normalmente más queso, mucha salsa picante y se acompaña con una bebida bien fría. La mejor forma de explicar que es este manjar, es diciendo que es un burrito de esos mismos que conseguirás en cualquier lugar del país, pero frito.

Curiosidades de la chimichanga

Chihuahua, Sonora, Sinaloa y Baja California. Para estas ciudades la chimichanga es el plato típico y amado. La anécdota o historia tradicional tras ella en México es que  una mujer en el norte del país dejo caer por accidente un burrito chihuahuense sobre un sartén con aceite. Su reacción fue gritar “chingados” pero, como había niños cerca de la cocina, intento corregir su expresión y finalizó diciendo la palabra que le da nombre hoy.

Foto: El Souvenir

la chimichanga

Algunos ingredientes para elaborarla

Las recetas para preparar las chimichangas son tan variadas como los sabores en su interior. En cada estado o familia se le añade su toque o ingrediente particular. Por ejemplo, en Sonora las bañan con mayonesa, mientras que en Sinaloa les agregan chiltepín.

  • 2 tazas de pollo cocido, en trozos
  • 1 taza de su salsa favorita
  • 1 cucharadita de comino
  • ½ cucharadita de hojas secas de orégano
  • 1 taza de queso cheddar rallado
  • 2 cebollas verdes, en cubitos mínimos
  • tortillas de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla, derretida
  • Rodajas de tomate, crema agria, guacamole, salsa y queso cheddar rallado (para rellenar)

¿Cómo se prepara el plato?

Por lo general, se usan tortillas gigantes llamadas “sobaqueras”, sobre ellas se vuelca la carne o cualquier otra preparación. Su toque es la forma como las envuelven, van doblando las esquinas hasta que quede en forma de rectángulo. Por último, en una sartén bien caliente se fríen en manteca o aceite. Una vez lograda una consistencia crujiente, se sirven con guacamole y queso.

Las chimichangas norteñas son unos manjares que al viajar a los estados donde las preparan, no puedes perderte. Es una deliciosa combinación de sabores, la variedad de sus ingredientes, lo hacen un plato que debes degustar.

Foto: pining.com

Translate »