Los pamploneses y pamplonesas ya han vivido el tradicional chupinazo este sábado 6 de julio para dar comienzo a una de las fiestas más populares de España. Aunque el protagonismo recaiga casi totalmente en el toro, entre esas corridas, esa música regional o ese refrescante baño de vino, también la gastronomía navarra en San Fermín expresa su tradición con varios platos típicos. Esos que destacan por aportar la energía suficiente como para afrontar cada jornada de festejo. Aquí te los presentamos junto a los ingredientes principales y mucho sabor a los San Fermines 2019.

Bocados portentosos en las mañanas de corridas

Desde el inicio del día hasta ya entrada la madrugada, puedes disfrutar de todo tipo de elaboraciones propias de la gastronomía navarra en San Fermín. No podrás empezar mejor la festividad de los encierros con un suculento chocolate con churros bien temprano. Por ejemplo, los que sirven en La Mañueta, cocinados de forma artesanal y con leña, son muy populares. Pero igualmente buenos están los de la calle Estafeta 3, de El Churrero de Lerín.

Luego, para almorzar después de las primeras corridas, el plato que más llena las calles es el de huevos fritos con jamón, tomate, txistorra o cualquier otro pedazo de carne. La idea es que recuperes las energías perdidas durante la carrera con un manjar así de portentoso. Acompañarlo con el tradicional kalimotxo (vino con gaseosa) es también común. Acude a los bares Txirrintxa, Danubio o Iruñaberri para disfrutar de esta combinación enérgica.

Cuatro platos de la gastronomía navarra en San Fermín

A la hora de la comida, ya sí es el momento de probar los platos más típicos de la gastronomía navarra en San Fermín, entre guisos o potajes, junto al ya descrito de huevos. Por supuesto, el primero de todos y que no puede faltar es el estofado de toro con carne del animal, patatas y verduras (zanahoria, guisante, cebolla, etc).

El bacalao al ajoarriero es otra excelente representación de la cocina de la comunidad foral, aunque sea popular en otras regiones españolas. Consiste en una pasta elaborada con patata, ajo, huevo, aceite y el pescado, obviamente. Pero para amantes carnívoros, unas magras con tomate van de lujo, acompañadas de jamón serrano, aceite, ajo y pan.

Resultado de imagen de bacalao al ajoarriero

Bacalao al ajoarriero / Foto: cookpad.com

Por último están las pochas, uno de los manjares más completos y consistentes, logrado a base de alubias, chistorra, longaniza, chorizo, tomate, pimientos e incluso ajo. Este ingrediente no falla en ninguna de las elaboraciones con tradición, como sucede con los embutidos regionales. Esos que acaban dando contenido después a los bocatas o pintxos para tomar por la noche.

En horario de cena o pasadas las doce, estos símbolos también de la gastronomía navarra en San Fermín pueden servir de alivio a tu estómago tras una jornada de mucho beber. Los puedes encontrar de cualquier ingrediente, aunque en su mayoría sean carnes. ¡Acaba la festividad más famosa de Pamplona con unos bocados tan portentosos como fabulosos!

Translate »