La humanidad ama la pizza

Mucho más que una comida, la pizza es para Italia cultura, socialización y el arte de saber hacer bien las cosas, el amor por un producto popular exquisito que se remonta a más de mil años y que no era como la conocemos hoy en día. El adaptarse a la época y al lugar ha sido uno de los éxitos de la pizza, que siempre debe tener como ingredientes de calidad harina de trigo, levadura de cerveza, sal y buena agua, a los que se ha incorporado con el tiempo otro ingrediente convertido en básico como es el tomate. Con la llegada de este ingrediente procedente de América la pizza ganó en sabor y textura, y aunque en aquellos momentos muchas personas desconfiaban de la toxicidad del tomate, fue en las zonas más populares de Nápoles donde se incorporó dándole un exquisito sabor.

Y es que Nápoles es la cuna de la pizza donde a partir de un pan se realiza la primera pizza como la conocemos actualmente, desde las pizzas horneadas hasta las más populares como la pizza frita. La genuina ciudad de Nápoles ha llevado a que la pizza sea declarada por la Unesco como Patrimonio inmaterial de la humanidad, un reconocimiento que por fin llegó el pasado mes de diciembre después de que desde 2009 se realizara la petición y millones de firmas avalaran este reconocimiento

Actualmente el consumo en todo el mundo se eleva a más de 5.000 millones de pizzas, siendo el plato más comido. Los estadounidenses son los principales consumidores. El boom llegó a Estados Unidos después de que sus tropas conocieran la pizza al final de la segunda guerra mundial en Italia y aumentaran su consumo al volver a su país hasta superar actualmente los 13 kg. Los segundos consumidores son por supuesto los italianos, que comen 7,6 Kg de pizza al año. En la maravillosa ciudad de Nápoles se le rinde tributo y se vela por la máxima calidad del producto: las medidas, los tiempos de fermentación, la temperatura y su cocción en hornos de leña son básicos para los seguidores de esta extraordinaria comida. De toda esta cultura nace la única denominación de origen existente de pizza bajo el nombre de pizza napoletana verace artigianale (pizza napolitana auténtica artesanal).

De tipos de pizza encontraremos multitud pero las más clásicas son la margarita, en honor a la reina Margarita y que con sus ingredientes, tomate, albahaca y queso mozzarella representan los colores de la bandera italiana; la pizza marinera; la cuatro estaciones, y la cuatro quesos para los amantes de este producto. En vuestro viaje a Italia recordad no pedir pizza con fruta como la piña ya que para un amante de la pizza es un pecado difícil de perdonar.

El maridaje de la pizza es muy amplio y dependerá en gran parte de sus ingredientes: si es de verduras un vino blanco afrutado puedo combinar bien, si lleva anchoas un vino con más cuerpo será el ideal, si el ingrediente predominante son los quesos un vino con madera puede ser un gran maridaje. En Italia hay grandes vinos y no os podéis perder la oportunidad de probarlos y dejaros aconsejar. No nos podemos olvidar de la cerveza y en particular de las cervezas artesanales italianas que pueden maridar de maravilla con la pizza.

Así pues os dejamos disfrutar de vuestra pizza con los increíbles ingredientes italianos, sus quesos, sus verduras, y una especial mención a las alcachofas, la rúcula, la albahaca y las alcaparras, a sus embutidos como el salami y a sus excelentes aceites. Ah!, y recordad que el protocolo permite comer la pizza con las manos.

www.italia.it