La Manchuela, nueva ruta del vino

Para muchos se trata de una región de paso entre la capital, Madrid, y la costa, Valencia. Hablamos de La Manchuela, esa comarca situada entre Cuenca y Albacete, que estrena una nueva ruta de vino destinada a convertirse en un referente de los buenos caldos. Un total de 13 bodegas castellano-manchegas se han sumado a esta iniciativa que abarca un territorio eminentemente rural y ganadero.

Se trata de una zona amenazada por la despoblación, pero bendecido por la riqueza natural y paisajista que otorga hallarse enclavada entre las hoces del río Júcar y las hoces el río Cabriel. A continuación te presentamos un poco más las características del lugar vinícola.

Una zona extensiva en viñedo en La Manchuela

En la zona se cultivan un total de unas 72.000 hectáreas de viñedo, principalmente tinto. La variedad reina es la Bobal. Aunque en menor medida también se encuentra Cencibel, que es como se denomina la cepa del Tempranillo en la zona. También nos encontramos con algo de Garnacha, aunque en menor medida.

Un 30 por ciento de los cultivos se dedica al vino blanco, en su mayoría uvas francesas como Sauvignon Blanc. Además, hay una parte del territorio que se dedica al vino ecológico, que también está siendo apreciado y distinguido por los catadores.

Entre las productoras vitivinícolas que destacan en La Manchuela, figuran Bodegas Iniesta, la bodega del ex jugador del FC Barcelona Andrés Iniesta, que en el pasado cosechó trofeos con el fútbol y ahora premios con sus caldos.

Pero no es la única bodega distinguida. La Denominación de Origen Manchuela acaba de llevarse ocho medallas en el Concours Mondial de Bruxelles celebrado en Suiza a principios de mayo. Con estos referentes, la nueva ruta del vino La Manchuela, la tercera de Castilla-La Mancha, reivindica el valor de su cultura y el medio rural. Pero a su vez se perfila como un nuevo destino imprescindible para los amantes del enoturismo.

Translate »