Las medusas se cuelan en la alta cocina

Son uno de los animales más problemáticos para los turistas que en verano se escapan de vacaciones a la playa. En los últimos años, las plagas de medusas tanto en el Mar Mediterráneo como en otros incluso europeos generan preocupación. Pero quizás llegue un tiempo en el que también los españoles podamos seguir el ejemplo de Asia. Porque en la gastronomía asiática se utiliza como manjar culinario la especie comestibles, esa que goza de bajos niveles de toxinas. El sabor que aporta a los platos es intenso, fresco y muy marino.

¿Cómo se preparan las medusas y en qué platos?

Hace bastantes años ya que en el mercado asiático se pueden encontrar medusas en venta para utilizarlas en la elaboración de exquisitos platos. Ya sabemos que en la cultura de países como Tailandia, Japón, China o Indonesia les gusta introducir animales exóticos y que no se usan en otras cocinas del mundo. Bien, pues con las conocidas como ‘fantasmas del mar’ sucede lo mismo, aunque se están expandiendo del uso en Asia a otras gastronomías. Una de las razones es culinaria y la otra está más relacionada con las plagas, ya que las capturas para uso alimentario solucionan ese problema.

Porque los chefs que se atreven a introducirlas en sus platos afirman que las medusas sirven para variar los sabores de recetas ya conocidas, gracias a su frescura marina. Se trata de un sabor muy llamativo, similar a comerse un percebe, pero con una textura inconfundible. Eso sí, los cocineros deben ser unos auténticos expertos en la preparación del animal, para que no sea perjudicial para la salud humana.

De esa forma, las pocas toxinas que tengan deben ser bien eliminadas. De las medusas se aprovecha la umbela (capuchón), una carne que tiene una textura gelatinosa. Pero también crujiente una vez preparada para su consumo. Para conseguir ese estado comestible, el animal se seca y luego se sala, como si fuese un jamón.

medusas ensalada

Ensalada de medusa / Foto: vistaalmar.es

Puede acompañar a algas o verduras en variedad de platos posibles, desde ensaladas hasta hamburguesas. La deshidratación inicial para después moler el resultado ofrece un producto muy versátil. ¿Te animarías a probar medusa rebozada o incluso galletas de ella?

Translate »