¡Máquinas expendedoras de ensaladas!

La tendencia de la comida saludable llega ya también al denominado ‘vending’, con las máquinas expendedoras de ensaladas, boles de pasta, snacks y bebidas. Con estos nuevos productos healthy, se quedan a un lado las típicas bolsas de patatas fritas, chocolatinas y refrescos azucarados. Pero, eso sí, de momento solo puedes encontrar esta línea vegetal en Nueva York, donde la startup Fresh Bowl ha instalado una de las primeras propuestas de este tipo, concretamente en Manhattan. ¿Qué te ofrecen para una alimentación sana fuera de casa?

¿Qué comer en máquinas expendedoras de ensaladas?

Aunque todavía le quede recorrido a esta idea tan acorde a las exigencias de muchos consumidores actuales, quizás pronto puedas comer en máquinas expendedoras de ensaladas. Aquí en España solamente puedes acceder a las clásicas que te ofrecen chocolates, bollos, bizcochos, barritas y diferentes bolsas de snacks salados. Pero lejos de nuestras fronteras, concretamente en la estación de Fulton Street de Manhattan (New York), la innovación del ‘vending’ es una realidad.

Porque puedes acudir a las máquinas expendedoras de ensaladas que contienen lentejas, alubias, quinoa o verduras varias dentro de cada uno de los tres botes distintos. Junto a sus otros ingredientes incluidos para aliñar o aderezar agitando el recipiente, disfrutar de un fresco plato es posible. Los vegetales están situados en la parte más superior para que mantengan su buen estado, mientras el aliño ocupa el fondo. Solo tienes que abrir, mezclar y tomar.

Además, dentro de su filosofía ecológica, después de terminar tu comida, el bote de cristal y sus utensilios (también incluidos con el producto) puedes devolverlos. Así es, solo tienes que acudir al punto de reutilización donde está la máquina y tu dinero te será rembolsado incluso. Se obtienen dos dólares por esto, mientras los precios de los Fresh Bowl van de los seis a los doce dólares.

Pasta, aperitivos e incluso bebidas naturales

En las máquinas expendedoras de ensaladas igualmente puedes comprar pasta y aperitivos. Dispones de una con boloñesa a base de plantas y otra al pesto de anacardo. Por otro lado, los snacks te ofrecen gran variedad: huevos cocidos, porridge de avena, plátano y nueces, pudding de chia y té matcha, yogurt con granola, etc. No falta tampoco unas frescas bebidas naturales de manzana, coco y kombucha para digerir bien cada plato embotellado.

Translate »