La marca DIA cae en bolsa

Los cimientos de la multinacional DIA se están tambaleando mientras atraviesa sus peores momentos y es que sus acciones han llegado a costar 0.67. DIA es una compañía internacional del sector de la distribución de la alimentación, productos de hogar, belleza y salud.

Pero si por todos es conocida esta cadena de de tiendas es porque la tenemos muchas veces cerca y nos surte de diferentes productos alimenticios. Pues veremos si sigue siendo así próximamente porque la empresa está bajo mínimos.

DIA suspende a su director financiero

El precio de sus acciones está llegando a costar lo mismo que alguno de sus productos. Según publica ABC Economía, “son varios los bienes que se pueden adquirir por el precio de la acción de la compañía en la actualidad. Eso sí, todos ellos pertenecen a su marca blanca. Así, por 0,69 euros se puede comprar un kilo de zanahorias o 280 gramos de pimiento verde.”

El peor momento fue la semana pasada cuando se anunciaron unas pérdidas de 56 millones. La consecuencia fue la suspensión de empleo y sueldo instantáneo de Amando Sánchez, el director financiero. Y no es el único movimiento que se ha producido en la cúpula empresarial de la multinacional DIA.

Como puedes ver en la siguiente imagen las acciones de DIA han caído de manera tremebunda y con ello la confianza de los inversores.

Caída de sus acciones

El mínimo histórico se ha marcado en 0.66€/acción, al que ha llegado después de unos meses de caída libre. Se puede comprobar, y no son necesarias nociones de trading, que su salud financiera está muy debilitada. La compañía cuenta con un total de 42.000 empleados en diferentes países como Portugal, Argentina, Paraguay e incluso China.

ACCIONES DIA

Acciones DIA

Fuentes periodísticas aseguran que “franquiciados y ex franquiciados en España y Argentina denunciaron que la empresa los estafó mediante el sistema de inventariado y que no los compensa por lo vendido con descuento, lo que los llevó a endeudarse más y más con la empresa para sostener el negocio, hasta quedar en bancarrota. También se denuncian el incumplimiento de promesas de la empresa sobre el porcentaje de ganancia, etc., y prácticas abusivas.”.

Toca esperar para ver si se producen noticias sobre algún movimiento por parte de la multinacional. Debe intentar salir a flote, pero este último azote es muy fuerte. Tanto como para dejar muy debilitada la confianza de sus accionistas y gente con la que colabora.