Masterchef Celebrity 4: ‘gastro’ resumen 4

El cuarto programa de Masterchef Celebrity 4 arrancó de una manera muy dulce, aunque un poco caótica cuando los aspirantes tuvieron que enfrentarse a una elaboración de postres en parejas. El chef experto en chocolate y director su Escuela Culinaria David Pallás de Barcelona expuso sus fascinantes platos. Esos que debían repetir los concursantes pero separados, con solo uno de ellos dando las órdenes al otro. Un primer reto que dejó en muy mal lugar a la mayoría de los ‘celebrities‘. Se vieron elaboraciones desastrosas, salvando pocas en condiciones. Por último, en la prueba de eliminación, los manjares tanto de Marta Torné como de Elena Furiase les mandaron a casa. Eso sí, hubo una sorpresa.

De lo maravilloso a lo impresentable en Masterchef Celebrity 4

El maestro chocolatero David Pallás brindó los platos más espectaculares de la cuarta noche de Masterchef Celebrity 4 junto al exconcursante Edu Soto. La preparación denominada México Lindo de este último dio inicio a las cinco muestras bajo cajas ocultas. Maíz, nuez, yogur, aguacate y mezcal (planta típica del país mexicano) integraban un delicado manjar, similar al siguiente con piña estofada, ron y miel. En un juego magistral de tres texturas, los aspirantes quedaban asombrados con el humorista.

Luego, en el turno de Pallás, todavía la perplejidad fue mayor. Primero, con su Velvet Black Forest, una tarta de bizcocho con dos capas distintas interpuestas en su interior, toda bañada de negro y con frutos del bosque en la cima. Una maravilla como la colorida mousse de chocolate con leche sobre un crujiente de avellanas y kikos, además de un bizcocho de aceite, romero y sal. Igualmente decorado similar al anterior pero con frutos rojos en vez de negros. Canelita en rama para cualquier paladar goloso y guinda al pastel con un milhojas de crema madame, chocolate y café, siempre con la firma personal del chef.

Sin embargo, no todo iba a ser bonito en Masterchef Celebrity 4 porque los intentos de los concursantes se quedaron precisamente en eso, sin llegar apenas a asemejarse al plato original. Así, entre el caos general, los peores manjares fueron los de Ramos, Furiase, Milán, Martín-Berrocal y Los Chunguitos. Juan ni siquiera logró crear algo comible, su piña estaba totalmente impresentable. En cambio, a la que más tarde sería una de las expulsadas, sí le salió la majestuosa Velvet de Pallás, salvando alguna distancia. Así, Torné y Adrover se unieron a Falcó y Avellaneda para conseguir elaborar los mejores platos.

Dos fuera, dos dentro en una edición ‘justita’

Ya en el último reto de Masterchef Celebrity 4 llegó la sorpresa inesperada para todos, pero que se algunos medios ya habían visto venir tras los primeros programas. Esta edición de famosos está siendo algo ‘justita’ en cuanto a calidad en las cocinas, ya que son varios los aspirantes que apenas dominan aspectos más básicos. Así las cosas, dos exconcursantes de ediciones anteriores tuvieron la posibilidad de entrar al concurso y lo lograron. Tanto Anabel Alonso como Boris Izaguirre regresaron con buenas maneras a la pantalla. El escritor venezolano elaboró unas ricas vieiras con cilantro, lima, mayonesa y soja. 

En buena línea estuvo también el plato de Ana Millán para salvarse con una ostra bien presentada, no como los dos manjares que crearon Torné y Furiase, igualmente con productos marinos. Tras la guerra previa para abrir y limpiar vieiras, ostras e incluso sacarle toda la carne a un enorme centollo, las dos actrices fracasaron frente a los fogones. La primera hizo un “mojón” al intentar unas croquetas pero quedarse en la bechamel sin más. La otra, quiso integrar los tres animales en un todo pero “sin sentido” alguno. Punto y final a Masterchef Celebrity 4. 

Translate »