Parmigiano Reggiano, un queso sin lactosa

Entre la cantidad de cada vez más productos que se pueden comprar en el mercado libres de lactosa, también está el queso Parmigiano Reggiano, 100 % artesanal y natural. Está elaborado con leche, cuajo y sal para cualquier consumidor, incluso para los intolerantes a ese ingrediente. La clave de que este lácteo no lo contenga en su receta está en las condiciones microbiológicas naturales de sus primeros días. Natural de Italia, nace de las vacas alimentadas con piensos vegetales y forrajes locales. Goza de Denominación de Origen Protegida como uno de los quesos más famosos del mundo. ¡Descubre más sobre él aquí!

Elaboración y garantía del Parmigiano Reggiano

Parmesano e italiano, este queso Parmigiano Reggiano es una alternativa láctea para los que no pueden disfrutar de muchos otros quesos que contienen lactosa. Esto se debe a que en su organismo no figura la enzima lactasa, cuya función es descomponer los azúcares. Esos que, de forma natural, están en la leche de vaca y también en sus derivados. ¿Quieres comer este tipo de productos sin preocuparte por este aspecto? Ya puedes tener en tu casa esta reconocida marca con DOP.

Su proceso de elaboración es completamente natural con solo tres elementos, partiendo de que necesita, eso sí, hasta 13 litros de leche para producir un kilo de Parmigiano Reggiano. El primer paso es dejar que el líquido repose toda la noche en la quesería. Mientras, forma una capa de nata en su superficie, que a la mañana siguiente se retira. Entonces, los elaboradores artesanos mezclan esa leche con otra recién ordeñada. Tras calentarse el resultado, añaden suero fermentado y también cuajo de ternera del día anterior, elemento que coagula la materia prima.

Parmigiano Reggiano

Queso Parmigiano Reggiano / Fuente: Gaia Comunicación

Así, se consigue que las bacterias eliminen la lactosa, transformando el resto de azúcar en ácido láctico, que es más fácil de digerir por el organismo. Además, periódicamente, el Consorcio de Parmigiano Reggiano analiza muestras del producto para garantizar esa no presencia de lactosa. Siempre el resultado es positivo, confirmando incluso que el envejecimiento no influye en esos niveles. Por otro lado, están las vacas de más de 24 meses, de las que se extrae la leche. Comen en todo momento alimentos a base de cebada, trigo y maíz junto a forrajes locales.

Excelentes cualidades de este queso

Aparte de lo ya descrito en el Parmigiano Reggiano, este queso goza de otras cualidades intrínsecas que lo vuelven muy especial. Destaca su digestibilidad, su elevado contenido de calcio, así como de minerales, la ausencia de aditivos y conservantes e incluso un gran agrado organoléptico. Para cualquier tipo de público, desde los más pequeños a los más mayores, es un interesante aporte enérgico-nutricional. ¿A qué esperas para añadirlo a tu dieta?

Translate »