El pescado en tu dieta y su relevancia

Cada vez es más notoria la conciencia social que se ha desarrollado en los últimos años en lo que respecta a la práctica de ejercicio físico. Pero, ¿qué pasa con la alimentación? No debemos olvidar que seguir una dieta sana y equilibrada es muy importante para mantener el organismo en correcto estado. También para prevenir la aparición de las diversas patologías a largo plazo. Entre todos los alimentos, el pescado en tu dieta es fundamental.

En España tenemos la gran ventaja de contar con la dieta mediterránea. Reconocida por la UNESCO como uno de los elementos de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Es uno de los tipos de dieta más completa y diversa. Dentro de la cual nos gustaría resaltar la relevancia del consumo de pescado por varios motivos.

¿Por qué incluir pescado en tu dieta?

Por un lado, debes tener el pescado en tu dieta por los elevados niveles de proteínas de alto valor biológico que contiene. Así como por ser una fuente de vitaminas (vitaminas B1, B2, B3, B12, A y D). También de minerales (Sodio, Potasio, Calcio, Yodo, Hierro y Fósforo) y de ácidos grasos Omega-3. Ambos indispensables para nuestro cuerpo.

Especial relevancia cobra ese Omega- 3 cuando hay que hacer referencia a las enfermedades cardiovasculares. Es el principal motivo de mortalidad en España, ya que ese elemento es un vasodilatador. Interviene en los procesos inflamatorios y ayuda a reducir la presión arterial y la triglicereridemia (“colesterol malo”). Previene, de esta manera, dicho tipo de enfermedades.

Para descubrir qué tipo de pescados tienes a tu alcance y en qué se diferencian unos de otros, tan sólo tienes que seguir leyendo.

Tipos de pescado y marisco

Pescado azul

Se clasifican como pescados azules los que en su composición contienen un contenido en grasa superior al 5%. Este tipo de pescados son muy ricos en ácidos Omega-3. Además, aportan mayores valores de ácidos grasos poliinsaturados que los blancos o semigrasos. Suelen ser peces migratorios y entre los más consumidos cabe destacar los boquerones, la caballa o el salmón. Así como las sardinas, el atún, la palometa o el bonito.

Pescados blancos

Esta clasificación engloba a los pescados que contienen una cantidad en grasa en torno al 5%. Son ricos en vitaminas, del grupo B y minerales. Entre los pescados blancos más consumidos podemos encontrar el gallo, el besugo, la merluza, el rodaballo, el lenguado o el bacalao. Si comes poco, te recomendamos que incrementes el consumo de este tipo de pescado en tu dieta.

Pescados semigrasos

Son aquellos que tienen entre un 3 y un 5% de grasa. Entre los más representativos están el congrio, la dorada, la lubina, el mero o el pez espada. También el salmonete de roca y de fango o la trucha arcoíris.

Por último, no hay que olvidar mencionar el marisco, de gran valor nutritivo. Entre los productos que se clasifican en esta categoría hay que distinguir el pulpo, los camarones, el bogavante, la cigala, los calamares, las almejas, los mejillones, los percebes o los cangrejos, entre muchos otros.

Está cayendo su consumo y estos son los efectos

Hay que tener presente que los nutrientes que aporta el pescado en tu dieta son necesarios para nuestro cuerpo. Cada vez más, su consumo está disminuyendo en España, situación que se considera alarmante.

Seguir una dieta equilibrada y completa es muy importante para prevenir la obesidad y el sobrepeso. Unas situaciones que pueden desencadenar en complicaciones muy graves a largo plazo.

Según datos del año 2015 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en España el índice de obesidad es del 14,5%. Mientras que el sobrepeso asciende al 38,5%. Esto supone que un 53% de la población está por encima de un peso saludable.

La epidemia del siglo XXI

Por otro lado, la ingesta de pescado en tu dieta durante los primeros años de vida se hace indispensable. Por todos los beneficios que aportan los ácidos Omega-3 en las etapas de desarrollo, tanto fetal como infantil. Favoreciendo así el desarrollo retiniano. Igual que el desarrollo del sistema nervioso en el feto y también el cerebral en los niños.

Los fetos captan entre 50 y 60 mg/día de este tipo de ácidos, por lo que el consumo de pescado en las mujeres embarazadas se hace indispensable.

Por esos beneficios que supone comer pescado en tu dieta, se convierte en un producto indispensable para cualquier persona. Al ser de fácil digestión y con un contenido bajo en calorías, es adecuado para todos los grupos de edad. Eso, independientemente del estado fisiológico en que nos encontremos. Además, ¡tenemos una gran variedad en la que elegir!

Translate »