Salsas de otoño para acompañar platos

Este pasado 23 de septiembre en España hemos abandonado la temporada veraniega con todavía temperaturas amables en bastantes regiones del país y, aunque el calor permanezca, queremos entrar en clave otoñal. Porque en esta época del año caracterizada por la tradicional caída de hojas de los árboles, también se estrenan los deliciosos platos calientes que muchos están deseando comer ya. Sin embargo, a la hora del cocinado o del acompañamiento, siempre podemos innovar e intentar darle otro sabor a cada elaboración. En este artículo te vamos a presentar unas salsas de otoño muy atractivas para aportarle ese toque diferencial a cada comida. ¿Quieres conocerlas?

Ocho salsas de otoño interesantes

La primera encaja a la perfección con las elaboraciones que contienen carnes y pastas. Hablamos de una de las salsas de otoño más de esta época: la de setas. Lleva nata, ajo, perejil e irremediablemente, el hongo comestible, todo ello triturado. Luego, otra salsa que le va muy bien a los alimentos cárnicos es la que añade vino, mantequilla y harina al caldo de la propia carne. Se la conoce como Oporto, por incluir en la receta el característico vino portugués.

Por otro lado, si nos apetece cualquier plato de verduras, una de las salsas de otoño que mejor combinan con ellas es la que se basa en un fruto seco: el cacahuete. Sobre el vertido bien mezclado se puede añadir también sésamo, nueces o cualquier otro alimento de este grupo. Aunque pueda parecer un acompañamiento extraño, el sabor revela lo contrario. Y de esa particular salsa nos pasamos a una de las más tradicionales de la cocina española, que se prepara con jamón serrano, vino blanco, cebolla, ajo, harina, caldo y champiñones. Junto a todo tipo de carnes, la castellana es perfecta.

Salsa de cacahuete / Foto: hogarmanía.com

De España viajamos hasta el país vecino –Francia– para descubrir la salsa perigueuxque se elabora en su receta básica con trufa negra, cebolla, mantequilla, caldo y harina. Mismos ingredientes que las otras anteriores, pero con alguno nuevo que puede ser también el típico foie francés. Por su parte, la sexta salsa es la de calabaza y no por llevar este alimento, sino por adoptar su color gracias al comino. Este condimento acompaña al jengibre, la nata y los puerros para obtenerla. Con la pasta queda de lujo. Igual que de bien combina la densa salsa shoyu asiática con sopa y verduras asadas.

Por último, no podemos dejar de incluir una receta mexicana en esta lista de salsas de otoño. Nos referimos a la de chile verde, un producto picante que puede añadir su sabor a pescados, carnes y pastas. En general, es muy versátil. Pero, ¿con cuál de todas estas te quedas tú?

Translate »