Seedlip, el primer destilado sin alcohol

El bendito problema que tienen esas personas que salen de fiesta con sus amigos o acuden a cualquier otro evento pero no beben alcohol podría tener su solución con Seedlip. Su fundador, Ben Branson, presentó en la edición de Alimentaria 2018 aquí en España este innovador y pionero destilado. Está elaborado con diversidad de ingredientes entre los que no hay ni una gota alcohólica. Algo revolucionario que, desde su lanzamiento al mercado desde Reino Unido, solo ha ido creciendo. Ya se vende en 25 países y está disponible en más de 7500 puntos de hostelería. ¡Descubre más a continuación!

Experiencia personal en las tres variantes Seedlip

“Resolver el dilema de qué beber cuando no estás bebiendo con cócteles complejos y adultos sin alcohol en lugar de afrutados, dulces e infantiles”, explica Ben Branson al diario El Mundo. El joven fundador de Seedlip tenía esa idea en su cabeza, logró darle forma de botella e incluso llevarla a un enorme auge. Ese que comenzó aquí en nuestro país cuando en 2018 expuso su creación con el objetivo de dar a conocer su destilado sin moléculas alcohólicas algunas. Aunque muchos la califiquen simplemente de agua con sabores, Seedlip es mucho más que eso.

Seedlip Garden destilado

Seedlip Garden 108 / Foto: seedlipdrinks.com

Porque también tiene una historia detrás de sus tres variantes –Seedlip Garden 108, Spice 94 y Grove 42– experimentada por el propio Branson. “Perdí el sentido del olfato durante nueve meses. Cuando lo recuperé, lo olía todo”, recuerda. Por esta circunstancia de su vida, el joven emprendedor británico se propuso “crear algo único, personal y no conformarme con usar sabores típicos”. Así, recurrió a los “recuerdos de la infancia” junto a su “olfato” para ir consiguiendo las mezclas de Seedlip. En general, logró unos aromas potentes que se liberan al combinarlos con tónica o cócteles.

Pero eso fue después de varios años de investigación con un alambrique de cobre y varios cultivos caseros en el negocio familiar agrícola de Lincolnshire. El detonante del proyecto fueron sus ganas de poder beber algo de calidad pero sin alcohol. Así, lo que se destila para esta bebida son plantas de guisante, romero, tomillo, menta verde, lúpulo, jengibre, mandarinas o naranja amarga. “Buscamos aprovechar los componentes volátiles herbáceos a través de la maceración y la doble destilación”, explica Branson.

Crecimiento y previsión de futuro

Además, Seedlip tampoco contiene azúcar, calorías ni sabores artificiales añadidos. Toda una novedosa bebida que cuesta unos 26 $ (33 €) y que ha crecido más de 270 % en volumen de ventas. Su próximo reto es vender un millón de botellas de Seedlip este 2019. ¿Lo conseguirá? De momento, puedes adquirir este destilado en los supermercados El Corte Inglés, por ejemplo.

Translate »