Son Alegre, una bodega para conocer los vinos y aceites de Mallorca

Cuando llegas a las viñas de Son alegre en la magnífica isla de Mallorca descubres un entorno diferente, quizá porque percibes un entorno más natural -alguien diría que olvidado-, pero sin duda esa primera imagen nos transmite un respeto por la naturaleza en busca de una armonía que se trasladará al producto final, sus vinos y sus aceites.

Son Alegre es una bodega joven que después de más de cien años ha recuperado para estas tierras de Mallorca el cultivo de la vid con variedades internacionales y autóctonas y siempre respetando la naturaleza, realizando un cultivo ecológico y con un espíritu bio dinámico. Entre estas variedades destacan el Chardonnay, el Giró ros, el Sirah, el Callet, el Merlot, el Cabernet Sauvignon, la Malvasía y el Moscatel de grano pequeño.

El cultivo se realiza de forma ecológica, no entrando maquinaria pesada ni labrando, respetado las hierbas del entorno y su ecosistema en el que viven aves, insectos, gusanos, etc. Las raíces de las hierbas estructuran y oxigenan también el suelo y permiten buscar la armonía del entorno. Los tratamientos fitosanitarios son escasos y cuando se realizan se hacen con pequeñas aportaciones de azufre y sulfato de cobre.

Dentro nos encontramos con una bodega moderna inaugurada en 2015 en la que la tecnología y la tradición conviven. Se elaboran vinos blancos, tintos y rosados fruto de una meticulosa selección manual de las uvas que han sido vendimiadas de forma tradicional. La fermentación controlada, las levaduras naturales, la maestría del enólogo y el reposo en barriles de roble francés junto con el tiempo harán el resto.

En la finca también se cultivan olivos siguiendo la misma filosofía de cultivo ecológico, del que se extrae un aceite de variedad arbequina excelente.

Todo esto se puede ver y disfrutar en la visita a la bodega Son Alegre, una forma diferente, divertida y amena de conocer los vinos y aceites de Mallorca. La visita dura alrededor de una hora y media y finaliza con una degustación de vinos, aceites y productos autóctonos como son los quesos y sobrasadas de la zona. Esta visita es una gran forma de conocer la isla de Mallorca a través de sus productos. Son Alegre es una bodega que se puede encontrar en la guía Catatur, que facilitar el contacto y el acceso al lugar.

http://www.vinyasonalegre.com