InicioEntradas etiquetadas "azúcar"

azúcar Tag

Con motivo de que cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de esta enfermedad que padecen seis millones de personas en nuestro país, en este artículo te hablamos de comer con diabetes. Se trata de tener en cuenta algunas recomendaciones acerca del consumo de ciertos alimentos. Esos que pueden disparar el nivel de azúcar en sangre y, por tanto, ser un factor de riesgo para el paciente. Las personas que conviven a diario con este problema deben controlar muy bien la cantidad que ingieren de un elemento presente en muchos productos. Aunque, por razones saludables, cada vez son más las empresas que ofrecen alternativas sin azúcares añadidos, conviene prevenir. Conoce los siguientes consejos alimenticios.

Tradicionalmente comidos durante los desayunos, estos alimentos procedentes del cultivo del trigo en el campo español gozan de unas excelentes propiedades nutritivas para una dieta saludable. Sin embargo, no todos son los mejores cereales para ello, ya que entre la amplia oferta disponible en el mercado, también hay muchos procesados. Esos productos nada recomendables en una alimentación sana, por el alto contenido en azúcar, sobre todo, pero también por otros aditivos artificiales. En este contexto, recurrir a las alternativas adecuadas es posible. Conoce a continuación cuáles son.

Las bebidas alcohólicas y los destilados están compuestos, entre muchos otros ingredientes, de una cantidad notable de azúcar. Todo para potenciar el sabor del producto. Sin embargo, eso podría acabar pronto de fijarse finalmente un límite máximo de azúcar en las bebidas espirituosas. El Parlamento Europeo (PE) ha apoyado esa medida presentada por la eurodiputada del PP, Pilar Ayuso.

En fechas de celebraciones carnavaleras por toda España, hay una bebida que gana protagonismo entre bailes, música, colores y mucha alegría. La cuerva del Carnaval es muy similar a la sangría o la zurra, siendo típica de las provincias del sureste español. Albacete, Cuenca, Jaén, Murcia, Almería y Granada disfrutan en estos días de festejos bebiendo esta mezcla tan completa.

Su nombre procede del recipiente llamado cuervera, en el que se servía tradicionalmente. Luego, con el paso del tiempo, vasos, jarras o enormes cuencos sustituyeron a ese objeto de origen romano. Este se acompañaba de pequeñas jarritas. Hoy en día, la cuerva se bebe de forma directa y en mayores cantidades.

Así es la cuerva del Carnaval

Los más veteranos en esto de la cuerva del Carnaval aseguren que su origen derivó de las bebidas sobrantes en fiestas próximas a la Navidad. Dejando ese posible nacimiento a un lado, lo que sí está claro es que se utiliza con un claro fin. Ese de aportar energía a todos los participantes en las fiestas para que puedan bailar y rendir al máximo durante el desfile.

Quizás por ese motivo se le llama ‘bebida de los Dioses’ y se bebe constantemente dentro o fuera de las peñas carnavaleras. Vasos y jarras inundan las calles, mientras la gran cantidad de azúcar que lleva la elaboración favorece el baile. Así es, evita que aparezcan agujetas de tanto mover el esqueleto para deleite del público.

Ingredientes y elaboración

En general, la cuerva de Carnaval se consigue mezclando varios destilados, limón, azúcar y frutas del tiempo (pera, plátano, manzana, naranja e incluso fresa). Eso sí, el uso de unos u otros ingredientes varía según las localidades donde se elabora o la persona que lo prepara. Sin embargo, una buena cuerva estaría compuesta por:

Whisky

Ginebra

Vodka

– Vermouth blanco y rojo

– Vino tinto y blanco

– Refresco de naranja, limón y cola

– Gaseosa

Todas esas bebidas se incluyen siempre en función de la cantidad en litros que se quiera obtener de cuerva.

Con todos esos elementos, su elaboración es bien sencilla. Basta con reunir cada ingrediente en un barreño o recipiente grande. Ahí se vierten los alcoholes, primero, para ir removiendo constantemente hasta el final de todo el proceso. A continuación, se añade el azúcar y el jugo de limón. Por último, van los refrescos y también los trozos de frutas.

El nivel de azúcar en las galletas es un tema que viene de lejos y que todavía no ha encontrado una solución relacionada con su reducción. Ahora, un reciente estudio del Centro Tecnológico de Cereales de Castilla y León (Cetece) lo investiga. Todo para poder conocer los patrones de los cereales e intentar disminuir el porcentaje de glucosa. La idea es que se puedan elaborar galletas más saludables. ¿Será esto posible?

Dos proyectos sobre el azúcar en las galletas

Gracias a la subvención de la Junta de Castilla y León con más de 286.000 euros, el desarrollo del estudio está dividido en dos proyectos. Ambos pretenden reducir los niveles de azúcar en las galletas e incrementar los de fibra. El reto es importante, ya que el sabor y el aroma del producto procede de ese elemento. Ya no solo porque le aporta dulzor al alimento. También es fundamental para potenciar a otros sabores.

Además, esa glucosa participa en la textura crujiente que tiene toda galleta, así como en el proceso de horneado. Interviene en reacciones que aportan ese color tostado característico. Por todo esto, el desarrollo de galletas más saludables no debe repercutir demasiado en esos aspectos que cautivan al consumidor. El objetivo se centra en menor azúcar, no en menores ventas.

Así pues, el primer proyecto denominado LESSsugar investiga cómo mejorar el perfil de azúcares, con un 30 % menos. También con una menor respuesta glucémica después de ingerirlas. Para ello, la introducción de nuevos ingredientes y tecnologías es esencial. El uso de fibras solubles junto a otras materias primas que mantengan buenas características sensoriales de las galletas es clave.

El segundo proyecto se llama March. Tiene como fin último predecir las tendencias y patrones del comportamiento en muestras de cereal o harinas. Durante el proceso, se recurre a un estudio metodológico que pasa por análisis rápidos. Esos que aporten información para esas predicciones. Varias empresas de cereales de Valladolid, Zamora y Segovia colaboran en este punto.

¿Se logrará obtener un resultado positivo y aceptable por el consumidor con una considerable reducción de azúcar en las galletas? Habrá que esperar para verlo.

Escasos resultados en el plan del gobierno para reducir la sal, azúcar y grasas en diversidad de alimentos, con un claro objetivo que beneficie a la salud. Tras un año de su anuncio por parte del PP, ha sido ahora el PSOE quien lo ha puesto en marcha. Sin embargo, solamente se han suscrito al pacto unas 398 empresas, muy por debajo de las pretensiones buscadas. La expectativa estaba en la suscripción de 511.

Reducción en un 10 % de media el contenido de azúcar y grasas

La idea es que fabricantes de alimentos, supermercados, compañías de restauración y también del llamado ‘vendingdisminuyan de media un 10 % el contenido de esos tres componentes en cada producto. Una medida enmarcada en el contexto de reducir la cantidad de, sobre todo, azúcar y grasas que terminan derivando en enfermedades.

España es uno de los países europeos con mayor tasa de obesidad en la población, con los niños españoles entre los más obesos de Europa. El dato asusta y lo dice todo. Pocas son las soluciones tomadas. Esta, vistas las suscripciones, se queda escasa, también porque es un pacto de adherencia voluntaria.

Así, aunque el gobierno lo califique de “un primer paso importante”, las asociaciones de consumidores y también nutricionistas destacados lo consideran insuficiente. Esto se debe, además de esas empresas que no se han querido unir, a los productos incluidos en la reducción. A golosinas, caramelos, pizzas, hamburguesas, cremas saladas de untar, mantequillas, refrescos de sabor cola, o tabletas de chocolate no les afecta esa bajada de azúcar y grasas. 

Golosinas

Compromiso de 20 asociaciones

El documento firmado incluye a 20 asociaciones sectoriales para reducir sal, azúcar y grasas saturadas en unas 4.000 referencias. Todas ellas distribuidas en 57 clases de producto, dentro de 13 categorías superiores:

  • Aperitivos salados
  • Refrescos
  • Bollería
  • Cereales
  • Cremas
  • Embutidos
  • Galletas
  • Helados
  • Néctares
  • Pan envasado
  • Platos preparados
  • Lácteos
  • Salsas

No obstante, las metas son muy concretas en esas 102 medidas cuantitativas que afectan a la industria y marcas blancas de distribución. No se han adherido cadenas como Aldi o Burger King. En cambio, sí van a disminuir el tamaño de los pequeños sobres de azúcar y sal entre un 33 y un 50 %, reconocidas cadenas de restauración como McDonald’s, Telepizza o 100 Montaditos, entre muchas otras. Igualmente, el objetivo pasa porque se use leche desnatada baja en grasa.

Por otro lado, en la restauración colectiva, pretenden reducir entre un 7 y 20 % la oferta de alimentos como croquetas, empanadillas o ‘saladitos’. Eso, en lugares públicos como cafeterías de hospitales, residencias, colegios u otros centros. En último lugar están las marcas de ‘vending’ (que comercializan productos con máquinas expendedoras). Estas se han comprometido a vender el doble de alimentos que puedan incluirse en una dieta saludable. Igual que a incrementar la cantidad de botellas de agua y refrescos sin azúcares.

Habrá que ver si estas medidas se terminan

Translate »