Todo sobre el espárrago en su época fuerte

Descubre en este artículo todo sobre el espárrago, un vegetal de dos variedades (blanco y verde) con importantes beneficios. Su recolección arranca ya en abril y se puede prolongar hasta junio, según la zona. Sin embargo, es un producto que se comercializa todo el año a través de su conserva y gracias a los invernaderos. Esos que predominan para su cultivo en Francia, Italia o Alemania, los países más productores. Nativo del Mediterráneo, este alimento se usa en multitud de recetas como complemento a otros platos. 

Historia del espárrago y características

De la familia Asparagaceae, el espárrago es una planta herbácea perenne de follaje muy ramificado y aspecto plumoso, que nace de la esparraguera como un tallo joven y tierno. Su origen se dio en las proximidades de los ríos Tigris y Eúfrates (en Asia Occidental), aunque los egipcios y griegos ya lo consumían. Además, era una ofrenda a los dioses. No fue hasta le época romana cuando este producto se popularizó por sus grandes propiedades terapéuticas y saludables. Precisamente fue Roma quien introdujo este vegetal en nuestro país.

Sus características son muy reconocibles: tiene forma alargada que puede llegar hasta los 40 centímetros, con pequeñas hojas que se suceden como las escamas en los peces. Pueden ser blancos o verdes, aunque también se han encontrado variedades violetas e incluso rosadas. Se clasifican por ese color, por su calibre (delgado, medio, grueso o extra grueso) y por su categoría (extra, primera o segunda). Este último punto, según haya resultado en otros parámetros. En cualquier caso, su sabor es suave con ligero toque amargo.

El espárrago blanco crece bajo tierra y por eso no se ‘colorea’, puesto que no recibe luz solar para desarrollar la clorofila. En cambio, el verde (también llamado negro o triguero) sí nace en contacto con el sol, por lo que adopta el color típico de los vegetales. Tiene mejor prestigio de sabor que el primero.

Espárrago blanco extra en conserva / Foto: Wikipedia.org

Recogida con su presencia en España

Durante todo el año, el espárrago está disponible en los mercados gracias a su cultivo en invernaderos bien cuidados. Tanto el verde como el blanco, aunque este último se vende más envasado en botes de cristal, algo que le permite durar mayor tiempo hasta ser consumido. Por supuesto, hay épocas fuertes donde es protagonista, como la actual, entre los meses de abril y junio, cuando se recolecta. Aquí en España predomina su producción en la zona de la Campiña de Guadalajara, concretamente en Torre de Burgo, Heras y Yunquera de Henares. También está presente en Navarra, Granada, Málaga o Sevilla. 

Eso sí, nos referimos al espárrago verde, que disfruta de las condiciones espléndidas de esas tierras castellanas muy fértiles para crecer en óptimo estado. Debe recolectarse en estas fechas primaverales porque más tarde el calor lo fulmina. Unas 500 o 700 toneladas recogen cada una de las tres principales empresas encargadas de ello. Luego, exportan un 70 % del producto fuera de nuestras fronteras.

Beneficios y uso en recetas

Los espárragos son buenos para el corazón, mantienen fuertes los huesos y actúan como laxantes naturales. Son bajos en calorías, ayudan a la digestión y tienen propiedades antioxidantes, anti-inflamatorias e incluso frente al envejecimiento. Además, son útiles para luchar contra algunos tipos de cáncer y prevenir posibles defectos de un parto.

espárrago

Espárragos blancos en lasaña / Foto: gallinablanca.es

En las dietas equilibradas son muy recomendables, también porque se pueden introducir en recetas de todo tipo, desde tortillas hasta postres. Tanto el espárrago blanco como el verde pueden usarse como contenidos de lasañas, rissottos, hojaldres o quiches. No obstante, pueden acompañar a otros platos de patatas, jamón o incluso prepararse rellenos de salmón.

Con todo esto y en definitiva, ya sabes más acerca de este vegetal tan saludable que debes incluir en tus comidas.

Translate »