Tres amenazas en la agricultura española

La ONU ha declarado recientemente 2020 como el “Año Internacional de la Sanidad Vegetal” con el propósito de concienciar de la importancia que tiene cuidar a las plantas. De muchas de ellas, dentro de los cultivos del campo, se producen reconocidos alimentos españoles como el aceite de oliva, el vino o la patata. Pero también el jamón ibérico de bellota. Por todo ello, es imprescindible controlar esas amenazas en la agricultura que terminan afectando a los productos finales y la alimentación humana.

Reflexión mundial sobre la sanidad en el campo

La mayoría de alimentos procedentes del sector agrícola y de las tierras cultivadas en España han pasado antes por un minucioso cuidado para llegar sanos al mercado. Sin embargo, a veces la sociedad olvida el trabajo que requiere mantener a raya las amenazas en la agricultura. Preservar el excelente estado sanitario de los árboles o plantas es un factor indispensable en términos de garantía saludable. La pena para agricultores y ganaderos es que después todo el esfuerzo se recompense con precios irrisorios a la hora de dar salida a la producción.

Combatir plagas cuesta un dinero que, en muchas ocasiones, luego los profesionales del campo no consiguen amortizar. También por esto, la ONU quiere dar mayor visibilidad a esta circunstancia negativa que se centra en que los cultivos necesitan un cuidado porque pueden enfermar. No todo es tan sencillo y ‘bonito’ como ver en las fruterías o supermercados esos impolutos alimentos.

En nuestro país, algunos expertos en este tema reconocen a Efeagro la existencia de los más destacados problemas que merman los cultivos. Te las describimos a continuación.

Las principales tres amenazas en la agricultura

La “seca” de la encina para el jamón

Uno de los productos más famosos y reconocibles de nuestra gastronomía es el jamón ibérico de bellota, ese que nace de los cerdos bien alimentados con el fruto de las encinas. Esta plantación puede verse afectada por un el hongo fitóftora, el principal desencadenante de la “seca”. Pudre las raíces de dichos árboles en la montanera. Ya ha matado así hasta 500.000 encinas y alcornoques durante 25 años de presencia en España, según datos del sector. Su abordaje es un reto de futuro para preservar el buen producto cárnico e ibérico.

La Xylella fastidiosa en diversidad de cultivos

Esta bacteria es otra de las amenazas en la agricultura que afecta a la vid, el olivo y el almendro. Tanto Baleares como la Comunidad Valenciana han sido las comunidades más castigadas por la Xylella fastidiosa, que ataca a estas plantas leñosas. Transmite insectos al árbol de forma que estos se encargan de frenar el paso de la savia a las diferentes ramas. Así, los tallos se van secando, destruyendo poco a poco cada cultivo. Actualmente, dada la dificultad de abordar el problema, se están uniendo esfuerzos entre España, Portugal y varios países americanos para hallar una solución.

amenazas en la agricultura

Árboles infectados por la xylella fastidiosa / Foto: olipremium

La polilla guatemalteca en las patatas

Por último, también entre las principales amenazas en la agricultura está la que provoca enfermedades secundarias a la patata. Hace más de 20 años que se detectó esta polilla en España, concretamente en las Islas Canarias. Sin embargo, fue en 2012 cuando se expandió por la península ibérica, sobre todo a Galicia y Asturias. Se trata de un insecto que completa todo su proceso larvario dentro de este tubérculo, del que se alimenta. Vive y deposita excrementos que destruyen poco a poco a la patata. Eso sí, la erradicación futura de esta polilla es mucho más optimista.

Patata infectada por la polilla guatemalteca / Foto: campogalego.com

Sumando otros problemas de plagas a estas tres amenazas en la agricultura, el campo español debe estar siempre alerta y concienciado. Pero el público consumidor también o, de lo contrario, no podríamos disfrutar de los excelentes productos que proporciona la tierra.

Translate »