Trucos para conservar mejor el champiñón

Ricos y nutritivos, aptos tanto para consumirlos solos ‘al ajillo’ como para añadirlos a multitud de otros platos, los champiñones son un alimento atractivo. Pero también perecedero, a pesar de no tener fecha de caducidad. Aunque también se vendan laminados, la mejor opción para mantenerlos más tiempo es que estén enteros. Siguiendo estos trucos para conservar mejor el champiñón en la nevera podrás disponer de ellos durante una semana o algo más.

Al igual que sucede con todas las setas, los champiñones son unos alimentos tan delicados que debes saber cómo manipularlos tras la compra. Esto siempre para evitar que se oxiden y pasen a un color oscuro ennegrecido.

Sencillos y rápidos trucos para conservar mejor el champiñón en casa

Obviamente, el primer paso está en comprar los champiñones que mejor imagen y textura tengan. Estos deben ser blancos, sin manchas amarillas o moho, así como también su carne tiene que mostrarse firme. Nada de golpes o aplastamientos sufridos durante su recolecta y transporte. Fíjate bien en estos aspectos previos.

Luego, una vez los tengas en casa, deben ir al frigorífico, pero tras cumplir con estos sencillos y rápidos trucos para conservar mejor el champiñón. Porque uno de los olvidos más comunes es dejarlos directamente en la bandeja o caja de plástico. Este material provoca que se pudran antes, así que mejor envolverlos en papel de cocina, por ejemplo.

Eso sí, si no los vas a consumir en ese mismo día, mejor no lavarlos con agua, sino solo quitarles la tierra que puedan llevar. Después de esto, directos a la zona más fría de tu nevera. Incluso añadiendo a los champiñones un poco de perejil consigues que esta especia actúe de antioxidante. Así no se pondrán negros.

En los próximos días, a la hora de cocinarlos, simplemente tienes que lavarlos bien y escurrir el agua antes de ponerlos en el fuego. Sea cortados o enteros, recuerda que el 95 % de esta seta es agua, por lo que debes evitar añadir más.

Champiñones disponibles por más tiempo

Pero, ¿y si no los consumes todos y decides guardar más para la otra semana? Entonces, los mejores trucos para conservar mejor el champiñón durante el mayor tiempo posible pasan por colocarlos en un táper cubierto de papel. También puedes usar una pequeña caja de cartón.

Eso siempre tras haberles cortado el pie y pelado la parte del sombrero a cada uno. En este caso, eso sí, debes guardarlos en una zona menos fría, para evitar que la humedad afecte e igualmente debes dejarlos sin tapar al completo. Los champiñones necesitan respirar. Así conseguirás que permanezcan sin oscurecer durante más tiempo hasta su siguiente uso.

Translate »