Escribe: Felix Donosti CEO en Coffee Cooking Studio (Premier Training Campus SCA)

¿Quién no ha tomado alguna vez un café? Es algo cotidiano, que una gran mayoría hacemos a diario, y además nos permite opinar como si fuésemos auténticos expertos.

Nada más lejos de la realidad. Quizás en alguna ocasión oímos hablar de orígenes o variedades y eso reforzó nuestra valoración de calidad con frases como “mis clientes entienden de café, lo toman sin azúcar” o “tomo de seis a ocho cafés al día”. Yo hago tres comidas todos los días y no solo no soy un experto sino que cada día descubro que hay una nueva puerta para abrir y experimentar.

Hoy os queremos descubrir los campeonatos de café, sí, habéis leído bien, los campeonatos de café.

Dentro de ellos hay varias modalidades, las cuales iremos conociendo en los próximos artículos. Quizás el que mejor podemos entender como consumidores, -y por eso comenzamos por él- es el de la preparación de cafés con la máquina espresso, el Campeonato Barista, cuyos campeones nacionales van a competir en mundiales con más de 60 países participantes.

¿Qué es eso de campeonatos de café? Pues ni más ni menos que demostrar los conocimientos y habilidades que tenemos para elaborar bebidas de mucha calidad a través del conocimiento y el aprendizaje de la materia prima y de las maquinas que estamos utilizando para su elaboración. De todo ello tenemos grandes profesionales que se dedican a la formación en todas estas disciplinas.

En https://www.coffeecookingstudio.com/es/ llevamos varios años de experiencia pero hace tan solo dos que empezamos a preparar competidores y, tal como nos han comentado en alguna ocasión, hemos hecho de ello una profesión. Quizás el haber conseguido un primer y un segundo puesto nacional en los dos años ayude bastante.

Para un ejercicio de 15 minutos en la modalidad del campeonato Barista hay que elaborar cuatro espressos, por supuesto con una materia prima de primera calidad y tratada en el tueste como un producto de alta gastronomía; cuatro bebidas de leche con una base de espresso para no dejar de ser protagonista; y también elaboraremos cuatro bebidas de autor sin alcohol pudiéndose utilizar cualquier producto gastronómico pero sin dejar de ser una bebida.

En nuestros siguientes artículos desgranaremos cómo elaboramos todas estas bebidas, comenzando por nuestros espressos, y los procesos que seguimos para intentar sorprender a los jueces.

Esperamos que el mundo del café, dejando de lado los clásicos de arábica, robusta, natural o torrefacto, os apasione igual que a nosotros.